Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de EEUU (Reuters)
Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de EEUU (Reuters)

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos tomó medidas contra el grupo petroquímico más grande y más rentable de Irán: la Compañía de Industrias Petroquímicas del Golfo Pérsico (PGPIC).

Las nuevas sanciones son -según el comunicado del Tesoro- por brindar apoyo financiero a Khatam al-Anbiya, el conglomerado de ingenieros del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC).

Además de PGPIC, la OFAC está designando la vasta red de 39 compañías petroquímicas subsidiarias de PGPIC y agentes de ventas con sede en el extranjero.

PGPIC y su grupo de compañías petroquímicas subsidiarias poseen el 40 % de la capacidad de producción petroquímica total de Irán y son responsables del 50 % de las exportaciones petroquímicas totales de Irán.

Al apuntar a esta red, tenemos la intención de negar fondos a elementos clave del sector petroquímico de Irán que brindan apoyo a la Guardia Revolucionaria

"Al apuntar a esta red, tenemos la intención de negar fondos a elementos clave del sector petroquímico de Irán que brindan apoyo a la Guardia Revolucionaria", dijo el Secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin.

"Esta acción es una advertencia de que continuaremos apuntando a grupos y compañías holding en el sector petroquímico y en cualquier otro lugar que proporcionen líneas de vida financieras al IRGC", agregó.

"La Guardia Revolucionaria se infiltra sistemáticamente en sectores críticos de la economía iraní para enriquecer sus arcas, mientras se involucra en una serie de otras actividades malignas", dijo por su parte el subsecretario de Terrorismo e Inteligencia Financiera, Sigal Mandelker.

La Guardia Revolucionaria se infiltra sistemáticamente en sectores críticos de la economía iraní para enriquecer sus arcas

La Guardia Revolucionaria y sus principales redes, como la Fundación Cooperativa Basij y Khatam al-Anbiya, tienen una presencia dominante en los sectores comerciales y financieros de Irán, controlan empresas multimillonarias y mantienen amplios intereses económicos en la defensa, construcción, aviación, petróleo, banca, metal e industria minera, controlando negocios multimillonarios.

El Tesoro agregó que los beneficios de estas actividades apoyan la amplia gama de actividades nefastas del IRGC, incluida la proliferación de armas de destrucción masiva y sus medios de distribución, el apoyo al terrorismo y una variedad de abusos contra los derechos humanos, en el país y en el extranjero.

En 2018, el Ministerio de Petróleo de Irán adjudicó a Khatam al-Anbiya, de la Guardia Revolucionaria, diez proyectos en industrias petroleras y petroquímicas por un valor equivalente a 22 mil millones de dólares, un valor cuatro veces mayor que el presupuesto oficial del IRGC. A fines de 2016, el ministro de Petróleo de Irán solicitó a Khatam al-Anbiya del IRGC que aumentara su inversión y presencia en las industrias petroleras y petroquímicas de Irán.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: