La pequeña Salem Sabatka fue secuestrad acuando caminaba la tarde del sábado al lado de su madre (Foto: Fort Worth Police)
La pequeña Salem Sabatka fue secuestrad acuando caminaba la tarde del sábado al lado de su madre (Foto: Fort Worth Police)

Una niña de 8 años caminaba junto a su madre en la ciudad de Fort Worth, Texas, cuando de repente un hombre que conducía un vehículo se detuvo junto a ellas, tomó a la menor y se la llevó.

Era sábado por la tarde. Varios vecinos del vecindario Ryan Place cuentan con equipos de seguridad en sus casas, por lo que más de una cámara registró el momento del rapto.

En una de las grabaciones se ve que la madre reaccionó de inmediato e intentó salvar a su hija, pero el secuestrador la empujó y logró marcharse con la niña.

La mujer reaccionó oportunamente, pero no fue suficiente para salvar a su hija. La imagen es de los segundos posteriores al rapto (Foto: Fort Worth Police)
La mujer reaccionó oportunamente, pero no fue suficiente para salvar a su hija. La imagen es de los segundos posteriores al rapto (Foto: Fort Worth Police)

Poco después del secuestro la policía emitió una alerta amber. De acuerdo con la descripción de la afectada, el sospechoso era un "hombre negro de constitución delgada que conducía un automóvil sedán gris oscuro de cuatro puertas".

La alerta incluía una foto de la pequeña Salem Sabatka con la misma ropa que llevaba cuando fue secuestrada.

Al poco tiempo dos ciudadanos informaron haber visto un automóvil que coincidía con la descripción de la Alerta Amber en el estacionamiento del hotel Wood Springs Suites, en Forest Hill.

Los oficiales enviados al hotel descubrieron en qué habitación se alojaba el sospechoso y abrieron la puerta.

Según consta en el reporte policial, la pequeña Salem estaba ilesa y se encontraba tranquila cuando fue rescatada.

El hallazgo ocurrió alrededor de las 2 am del domingo, a menos de 10 kilómetros de donde fue secuestrada siete horas y media antes.

La pequeña Salem se encontraba perfectamente cuando fue secuestrad (Foto: Facebook)
La pequeña Salem se encontraba perfectamente cuando fue secuestrad (Foto: Facebook)

La policía confirmó que el sospechoso no tenía ningún parentesco con la niña. A ella la llevaron a un hospital local en donde más tarde fue entregada con su familia.

El responsable fue identificado como Michael Webb, de 51 años, y se informó que enfrentará cargos por el delito de secuestro agravado y otro delito grave de primer grado, según la Policía de Fort Worth.

Sin embargo, aún sigue siendo un misterio el por qué el hombre decidió secuestrar a la niña y no hacerle nada.