La inteligencia artificial sigue evolucionando en este rubro, que genera críticas en organizaciones de derechos civiles
La inteligencia artificial sigue evolucionando en este rubro, que genera críticas en organizaciones de derechos civiles

San Francisco prohibirá el uso de tecnología de reconocimiento facial por parte de la policía y otras agencias públicas, la primera ciudad de Estados Unidos que toma una medida de este tipo.

Ocho de los nueve miembros del consejo municipal de la ciudad californiana se pronunciaron el martes a favor de la nueva legislación, que será votada formalmente la semana que viene y se espera que sea aprobada. "La propensión de la tecnología de reconocimiento facial a poner en peligro los derechos y las libertades civiles supera sustancialmente sus beneficios", señala el texto.

El reconocimiento facial podría, además, "exacerbar la injusticia racial y amenazar nuestra capacidad de vivir sin la continua vigilancia del gobierno".

Una cámara de vigilancia en el distrito financiero de San Francisco (AP)
Una cámara de vigilancia en el distrito financiero de San Francisco (AP)

La prohibición forma parte de una reglamentación más amplia para regular los sistemas de vigilancia y obligar a las agencias municipales que deseen utilizarlos a obtener previamente la autorización del consejo municipal.

"Será ilegal para cualquier departamento obtener, conservar, acceder o utilizar cualquier tecnología de reconocimiento facial o cualquier información obtenida con tecnología de reconocimiento facial", reza uno de los párrafos de este extenso documento.

La prohibición no regirá en los aeropuertos de la ciudad ni en otras instalaciones reguladas por el gobierno federal de Estados Unidos.

San Francisco es un epicentro de la industria tecnológica estadounidense y alberga grandes compañías como Facebook, Twitter, Uber y Google.

Las cámaras son cada vez más comunes en las ciudades, lo que hace temer la posibilidad de una vigilancia imposible de evitar (AFP)
Las cámaras son cada vez más comunes en las ciudades, lo que hace temer la posibilidad de una vigilancia imposible de evitar (AFP)

Los grupos en defensa de los derechos civiles aseguran que esta tecnología invade la privacidad de los ciudadanos de forma excesiva, a la vez que puede perpetuar sesgos policiales contra minorías étnicas ya que se ha probado que tiende más al error con personas de piel oscura, mientras que los defensores de la tecnología aseguran que puede reforzar la seguridad.

Stop Crime SF, una organización local, aseguró que el reconocimiento facial "puede ayudar a localizar a niños perdidos, a personas con demencia y a luchar contra el tráfico sexual".

Por su parte la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) dijo que el reconocimiento facial puede, al contrario, "ser usado de una manera pasiva que no requiere el conocimiento, el consentimiento o la participación del individuo".

En China, las autoridades utilizan entre otros el reconocimiento facial para identificar a la minoría musulmana de los uigures, según el diario New York Times, y aumentar la persecución contra este grupo étnico.

"Esta no es una política antitecnológica. Se trata de poder exigir responsabilidades en torno a la tecnología de vigilancia, de garantizar que se hace un uso seguro de ella", explicó durante el pleno el concejal promotor de la medida, Aaron Peskin, quien aseguró que "se puede tener seguridad sin convertirse en un estado policial".

En este sentido, Peskin citó el estudio llevado a cabo en julio pasado por la ACLU, que halló que el reconocimiento facial había identificado incorrectamente como criminales a 28 congresistas de EEUU (en su mayoría pertenecientes a minorías étnicas) al comparar sus fotografías con imágenes policiales.

(Con información de AFP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: