(Twitter/@SweeneyABC)

La aerolínea estadounidense Southwest ha comenzado a concentrar a sus Boeing 737 MAX, cuya operación comercial ha sido prohibida en todo el mundo luego de dos tragedias en menos de seis meses, en un aislado aeropuerto en el desierto de Mojave, en California.

Con una flota de 34 unidades, Southwest es el mayor operario global del avión, uno de los productos más modernos de la empresa estadounidense que ahora está bajo la lupa por un presunto error de diseño en un sistema automatizado que habría provocado los recientes accidentes en Indonesia y Etiopía, que dejaron un saldo de 346 muertos.

Imágenes publicadas en redes sociales muestran que al menos 19 de estos 737 MAX ya se encuentran en el Aeropuerto de Logística del Sur de California en Victorville, una antigua base aérea que ahora es usada para vuelos de carga, de negocios y militares pero que no se utiliza para el transporte de pasajeros.

En tanto uno de los 737 MAX de Southwest sufrió el martes un desperfecto en un motor cuando una tripulación intentaba llevar la aeronave a Victorville para su almacenamiento temporal. En consecuencia, debió regresar al aeropuerto de Orlando.

De acuerdo al periodista de la cadena ABC Sam Sweeney, que distribuyó uno de los videos de la flota varada en tierra, la decisión de Southwest de concentrar a todos sus 737 MAX en un mismo lugar parece indicar que no se espera que la prohibición se levante rápidamente.

A raíz de la medida tomada por la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA), Southwest ha tenido que cancelar 137 vuelos para los que al momento no tiene reemplazo.

De hecho, numerosas aerolíneas en todo el mundo están teniendo problemas para ubicar sus aeronaves mientras continúan las investigaciones. American Airlines, dueña de 24 de estos aviones, aún no ha decidido donde los llevará mientras que United Airlines, con 14 en el inventario, los ha enviado a un aeropuerto comercial y una base de mantenimiento, ambas en Houston, Texas.

Un 737 MAX de Southwest sufrió un desperfecto mientras viajaba al aeropuerto de Victorville, donde la empresa está concentrando al modelo
Un 737 MAX de Southwest sufrió un desperfecto mientras viajaba al aeropuerto de Victorville, donde la empresa está concentrando al modelo

Otros usuarios importantes son Air Canada, con 23 unidades, Norwegian, con 18, y Air China y China Southern Airlines, con 16 y 15 aeronaves cada una.

Sólo en China, donde las autoridades aeronáuticas fueron las primeras en prohibir las operaciones y ahora han suspendido en certificado de aeronavegabilidad del modelo, se cree que hay unos 100 Boeing 737 MAX en servicio en varias aerolíneas.

En total, Boeing entregó en los últimos años unos 380 737 MAX que ahora están varados en tierra en todo el mundo, a la espera del fin de las investigaciones, la solución del problema y una nueva certificación del modelo, lo cual podría tardar vario meses o incluso más tiempo.

El Boeing 737 MAX entró en servicio en 2017 y pronto se convirtió en un éxito en ventas de la empresa estadounidense por tratarse de una aeronave más silenciosa, más eficiente en el consumo de combustible y con un mayor grado de automatización.

Un boeing 737 MAX 8 de Lion Air, como el accidentado en Jakarta (Wikipedia)
Un boeing 737 MAX 8 de Lion Air, como el accidentado en Jakarta (Wikipedia)

Las alarmas, sin embargo, se dispararon en octubre, cuando un avión de este tipo volador por la aerolínea Lion Air se estrelló poco después de despegar, provocando la muerte de 189 personas.

Las primeras investigaciones apuntaron a una falla en los sensores del avión que provocó un comportamiento erróneo y fatal del moderno sistema automatizado MCAS, el cual los pilotos, por desconocer su existencia, no pudieron contrarrestar.

En marzo otro Boeing 737 MAX, esta vez de Ethiopian Airlines, cayó a tierra también poco después de despegar, matando a 157 personas. Aunque aún no se han hecho públicas las investigaciones en torno a este último incidente, se cree que habría ocurrido lo mismo, y en consecuencia diferentes aerolíneas y autoridades aeronáuticas nacionales comenzaron a prohibir el modelo.

La FAA y Boeing fueron los últimos en hacerlo pero también anunciaron una medida similar, que terminó de frenar las operaciones de los 380 aviones en todo el mundo. De esta manera, el fabricante estadounidense ya anunció una serie de cambios en el software del MCASa través de los cuales espera poder resolver el problema y volver a certificar al avión.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: