Troy Clark (Texas Department of Criminal Justice via AP)
Troy Clark (Texas Department of Criminal Justice via AP)

Un hombre condenado por asesinar a una mujer y ocultar su cuerpo en un barril de concreto fue ejecutado con una inyección letal la noche del miércoles en Texas, en la primera de las dos ejecuciones previstas en el estado esta semana.

Clark, consumidor y traficante de drogas, fue acusado de golpear a Muse y luego ahogarla en una bañera porque creía que ella iba a entregarlo a la policía.

Escondió el cuerpo en un barril de concreto. Los investigadores encontraron el cuerpo varios meses después y descubrieron un segundo cadáver de un hombre en el mismo lugar.

El recluso del corredor de la muerte Troy Clark (Texas Department of Criminal Justice/Handout via REUTERS)
El recluso del corredor de la muerte Troy Clark (Texas Department of Criminal Justice/Handout via REUTERS)

Clark continuó negando su culpabilidad hasta el final de su vida, y sus abogados dicen que su condena está demasiado basada en el testimonio de una ex novia, que ha modificado sus dichos varias veces.

Los abogados de Clark dijeron que las circunstancias atenuantes no estaban siendo consideradas en el caso, incluyendo que su cliente sufre de Síndrome Alcohólico Fetal.

Para el jueves está programada otra ejecución. Daniel Acker ha sido condenado a muerte por asesinar a su novia. Al igual que Clark, insiste en que es inocente.

Texas, el estado de Estados Unidos con la tasa de ejecución más alta, ya había ejecutado a ocho personas desde el comienzo de año, en comparación con siete en 2016 y 2017.

A nivel nacional, la ejecución de Clark fue la número 17 de 2018.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: