Starbucks fue fundada en 1971 y hoy cuenta con más de 28.000 sucursales distribuidas por el mundo
Starbucks fue fundada en 1971 y hoy cuenta con más de 28.000 sucursales distribuidas por el mundo

El gigante del café fundado en Seattle hace ya casi medio siglo ha hecho público su compromiso por atender a los cuestionamientos de una nueva generación de clientes, más preocupados por los aspectos nutricionales de los alimentos y bebidas que ingieren.

Pero los recientes cambios anunciados para la que probablemente sea su bebida más popular han sido recibidos de forma tibia, en medio de una epidemia de obesidad que ya ha traspasado las fronteras de los EEUU, en gran parte debido a cadenas multinacionales que están abriéndose camino en nuevos mercados de todo el mundo.

Las nuevas variantes “ligeras” del tradicional Frappuccino todavía contienen más azúcar que una barra Snickers
Las nuevas variantes “ligeras” del tradicional Frappuccino todavía contienen más azúcar que una barra Snickers

Según reportes de CBS MoneyWatch, Starbucks ha estado probando de forma silenciosa una nueva versión "aligerada en azúcar" de su Frappuccino de caramelo. Pero lo más llamativo es que la flamante variante "light" todavía contiene el doble de azúcar que una barra Snickers, la cual incluye entre sus ingredientes nougat, caramelo, nueces y chocolate con leche.

Alrededor de 600 tiendas distribuidas en los estados de California, Misuri y Rhode Island han sido parte del experimento que tiene como protagonista a una bebida que, en su tamaño "Grande", tiene 25 por ciento menos de azúcar que la variante que venía siendo vendida hasta el momento.

El CDC estima que para 2020 tres cuartos de la población de los EEUU tendrá sobrepeso o será obesa
El CDC estima que para 2020 tres cuartos de la población de los EEUU tendrá sobrepeso o será obesa

Esto equivale a 49 gramos de azúcar, comparado a los 67 gramos de la versión original. Además, la interpretación de lo que según Starbucks es una bebida "más saludable", tiene 50 calorías menos que la variante en la que está basada o lo que equivale a 370 calorías versus 420 de la original.

¿Qué sucede si se lo compara con una barra de chocolate Hershey? También sale perdiendo, dado que estas contienen "sólo" 24 gramos de azúcar.

Los Frappuccinos solían ser el producto estrella de Starbucks pero jóvenes más conscientes de su salud se están alejando de ellos a ritmo acelerado en los EEUU. En 2015, las ventas de dicha bebida aumentaron un 17 por ciento comparado al año anterior, pero para 2016 bajaron un 5 por ciento, mientras que en 2017 lo hicieron otro 4 por ciento.

En 2018 la tendencia se sigue profundizando a medida que las acciones de la compañía llevan registrada una caída del 7 por ciento.

Condiciones médicas relacionadas a la obesidad como enfermedades coronarias, derrames, diabetes y ciertos tipos de cáncer son algunas de las principales causas prevenibles de muerte prematura
Condiciones médicas relacionadas a la obesidad como enfermedades coronarias, derrames, diabetes y ciertos tipos de cáncer son algunas de las principales causas prevenibles de muerte prematura

Más alarmante aún resulta la realidad de que la sola ingesta de uno de los nuevos Frappucinos excede el límite diario recomendado de azúcar. Según la Asociación Americana del Corazón, los hombres adultos no deberían consumir más de 36 gramos de azúcar agregada al día, mientras que en el caso de las mujeres el número deberá ubicarse en un máximo de 25 gramos.

En el caso de la receta original, sabores como la avellana y la vainilla son agregados a las bebidas mediante jarabes hechos en base al azúcar, una sustancia tan adictiva que ha sido comparada con drogas duras y catalogada como "el más grande veneno del siglo XXI".

Adicionalmente, la nueva variante incluye todavía más cantidad de leche.

"Los clientes están respondiendo de forma positiva" dijo uno de los representantes en diálogo con el periódico The Wall Street Journal.

Las nuevas recetas son parte del esfuerzo de la compañía por reducir la cantidad de azúcar en sus calóricas bebidas. La meta es alcanzar una disminución del 25 por ciento hacia 2020.

Como parte de su nueva estrategia, Starbucks ahora ofrece en los EEUU más bebidas frías bajas en azúcar y variantes como tés y cappucinos helados.