David Beckham y el empresario de Miami Jorge Mas Santos (a la izquierda) promueven su proyecto de un estadio de futbol en esa ciudad poco antes de dirigirse al Ayuntamiento para intervenir en la sesión de la junta del gobierno local y solicitar un plebiscito.
David Beckham y el empresario de Miami Jorge Mas Santos (a la izquierda) promueven su proyecto de un estadio de futbol en esa ciudad poco antes de dirigirse al Ayuntamiento para intervenir en la sesión de la junta del gobierno local y solicitar un plebiscito.

De la manera en que se ha presentado el proyecto, al menos uno de los cinco comisionados de la Ciudad de Miami votará que no cuando el órgano de gobierno local discuta hacer un plebiscito para el estadio de David Beckham.

Y un segundo comisionado dijo que los vecinos del área donde se pretende construir el estadio están indignados.

"Hay un proceso de licitación que se ha pasado por alto", le dijo a Infobae el comisionado Manolo Reyes, representante del Distrito 4, que no incluye el campo de golf Melreese, donde Beckham y sus socios quieren construir el estadio y todo un complejo de parques con establecimientos comerciales y de entretenimiento.

El comisionado de Miami Manolo Reyes adelantó a Infobae que, si se somete a votación de la manera en que se ha presentado, dirá no la semana próxima a la propuesta de someter a referendo el proyecto de estadio de David Beckham
El comisionado de Miami Manolo Reyes adelantó a Infobae que, si se somete a votación de la manera en que se ha presentado, dirá no la semana próxima a la propuesta de someter a referendo el proyecto de estadio de David Beckham

"No sabemos si lo que nos están ofreciendo por un terreno tan valioso es suficiente, y la única forma en que eso se puede saber es si abrimos una licitación y compiten por el terreno", declaró Reyes. "El sistema de este país se basa en la competencia, y eso es lo que beneficia al consumidor".

La votación no sería solamente sobre un estadio, subraya Reyes, sino sobre todo un proyecto comercial muy amplio.

Willy Gort, el comisionado que representa el Distrito 1, donde está el campo de golf Melreese, no respondió de inmediato los mensajes de Infobae.

Beckham y sus socios esperaban que este jueves la Comisión de Miami acordara someter a referendo en noviembre el proyecto del estadio, pero tendrán que esperar una semana más.

La consulta sería algo así como: ¿Acepta usted que en los terrenos del campo de golf de Melreese se haga un estadio de fútbol y un complejo de parques con establecimientos comerciales?

Al cabo de cinco horas de debate y de testimonios de personas que se inscribieron para participar, la Comisión acordó que la votación se haga el miércoles 18 de julio.

Beckham comparece ante la Comisión de Miami para hablar de los beneficios que su proyecto de un estadio de futbol traería a los residentes de la ciudad.
Beckham comparece ante la Comisión de Miami para hablar de los beneficios que su proyecto de un estadio de futbol traería a los residentes de la ciudad.

Melreese es el único campo de golf de Miami que es propiedad pública, no privada.

En la sesión del jueves, el empresario de Miami Jorge Mas Santos, uno de los socios de Beckham en el proyecto, dijo entender que el comisionado Ken Russell no está listo para votar y que él está dispuesto a proporcionarle la información que le falta.

Pero las preocupaciones del comisionado no tenían que ver solamente con información.

Nuestros residentes se han sentido indignados en las últimas dos semanas mientras esto viene pasando, dijo el comisionado de Miami Ken Russell.
Nuestros residentes se han sentido indignados en las últimas dos semanas mientras esto viene pasando, dijo el comisionado de Miami Ken Russell.

"Tenemos que aprender a hacer bien las cosas y a cumplir el proceso como es debido", le dijo Russell a The Miami Herald. "Nuestros residentes se han sentido tan indignados en las últimas dos semanas mientras esto viene pasando, y tienen razón, pues están escépticos por nuestro pasado".

Russell se refiere al contrato para construir el estadio de béisbol de los Miami Marlins, que incluyó fondos públicos en un proyecto privado y dejó a los negociadores de los gobiernos locales muy mal parados ante los contribuyentes.

Además del estadio de 25,000 asientos, como ya ha reportado Infobae, Beckham y sus socios proponen todo un complejo bajo el nombre de Miami Freedom Park, o Parque de la Libertad de Miami, que incluiría un nuevo parque de 58 acres y campos de fútbol en un área de 23 acres, tiendas y lugares de entretenimiento, restaurantes y un hotel con 750 habitaciones.