El único regalo que Ronin quería para su cumpleaños era que su padre estuviera presente. Pero sabía que era imposible: el sargento de la fuerza aérea de los Estados Unidos Mark Coffelt estaba cumpliendo su deber, en una misión de ocho meses en Al Udeid, en Qatar.

Por eso, mientras abría el regalo que el padre le había enviado, Ronin estaba triste y resignado. La madre filmó ese momento, bajo el pretexto de enviarle la filmación al padre: se ve a Ronin mientras abre una caja grande, luego otras más pequeñas. Una de las cajas contenía una carta de Coffelt al hijo, en la que se disculpaba de no poder estar en su cumpleaños.

"¡La escribió él!", exclama Ronin en el video, sorprendido y emocionado, cuando agarra la carta.

Luego comienza a leerla en voz alta. "Hubo algunos problemas aquí y parece que no voy a poder volver a casa para tu cumpleaños este año. Lo siento mucho, espero que entiendas, hubiera hecho cualquier cosa para estar contigo", lee, con voz cada vez más quebrada. "Pero pude hacerte una sorpresa especial, así que espero que con esto me puedas perdonar por no volver  casa. Te amo con todo mi corazón y te extraño mucho, Papá".

Tras leer la carta, el niño comienza a llorar.

Pero la mamá lo alienta a que termine de abrir su sorpresa.

"¡Tú también estás a punto de llorar!", protesta el niño.

Luego abre otras cajas hasta encontrar otra carta que decía solo una palabra: "Sorpresa".

Cuando Ronin levanta la mirada, la sorpresa está ahí: su padre, de pie frente a él. Tras un instante de incredulidad, el niño, entre lágrimas, se lanza a correr.

"¡Papá! Te extrañé. Te amo", le dice entre sollozos.

"¿Fue una buena sorpresa?", pregunta el hombre.

"Ajá", dice el niño. "Pero ¿por qué tuviste que poner todo esto en cajas?".

"Bueno, ya sabes", responde el padre. "Tenía que ser una sorpresa bien hecha".

Más de cinco millones de personas se emocionaron al ver el tierno momento.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: