El presidente ruso Vladimir Putin y su par estadounidense Donald Trump
El presidente ruso Vladimir Putin y su par estadounidense Donald Trump

La cuenta de Twitter de la Embajada de Rusia en Estados Unidos volvió a demostrar este lunes su gusto por la ironía tras lanzar una serie de tuits en los que ridiculiza la investigación sobre injerencia rusa en las elecciones de 2016 en las que ganó Donald Trump.

Los mensajes llegaron luego de que un comité de representantes republicanos en el congreso de Estados Unidos anunciara que no se había encontrado evidencia de colusión entre Trump y el gobierno ruso, a pesar de que los demócratas y diferentes agencias de seguridad sostienen lo contrario.

A manera de celebración, la cuenta oficial de la embajada lanzó: "Todas las investigaciones sobre Rusia están destinadas a terminar".

Acto seguido, comparó la pesquisa sobre injerencia rusa en las elecciones  con una novela de Tom Clancy, el popular escritor estadounidense fallecido en 2013 y mundialmente famoso por sus historias de espionaje e intriga centrados en la Guerra Fría.

"Sólo Tom Clancy podría tomar esta serie de contactos fortuitos, encuentros, lo que sea, y entretejerlos para crear un thriller de espías", indicó la cuenta, citando al representante por Texas Michael Conaway, presidente del comité republicano.

El tuit iba acompañado de las portadas de dos de las novelas de Clancy traducidas al ruso.

Tiempo después, la embajada volvió a la carga. Publicó un montaje de dos fotos que muestran a un helicóptero utilizando un reflector, y la embajada rusa en Washington siendo iluminada presuntamente por esa luz.

"¿Qué estaba buscando un helicóptero estadounidense en las instalaciones de la embajada ayer por la noche? ¿Fue un 'extraño' desperfecto en los sistemas de navegación de la aeronave en el centro de la capital de Estados Unidos? ¿U otro desesperado intento de encontrar rastros de la injerencia rusa en las elecciones?", ironizó la cuenta oficial del cuerpo diplomático a las órdenes del presidente Vladimir Putin.

El tuit incluyó el "emoji" de una nave extraterresre y además etiquetó a las cuentas del Departamento de Estado, la Oficina de Prensa de Estados Unidos y la embajada estadounidense en Moscú, así como también la cuenta personal de la portavoz Heather Nauert.

Como destaca el Washington Post, a pesar del sarcasmo del tuit la acusación pública de una supuesta vigilancia sobre el predio de la embajada es extremadamente inusual y no hubo una explicación oficial de parte del gobierno estadounidense.

Aunque es muy común en Washington D. C. ver helicópteros de las fuerzas de seguridad patrullando la zona, especialmente asistiendo al control del crimen. De hecho el departamento de policía de la ciudad reportó haber enviado una de estas aeronaves a la zona en respuesta a un robo armado, según informó el Washington Post.

De cualquier manera, no es la primera vez que el cuerpo diplomático de Rusia utiliza la ironía y el humor para ridiculizar a sus anfitriones.

En los últimos días del gobierno de Barack Obama en 2016, poco antes de que asumiera Trump, el entonces presidente expulsó del país a 35 presuntos "oficiales de inteligencia" rusos que trabajaban en la embajada.

En respuesta, la embajada rusa en el Reino Unido publicó la foto de un pato con la palabra "rengo" justo encima. El mensaje hacía referencia a la expresión "pato rengo" que en política se usa para designar al funcionario que se aproxima al fin de su mandato sin que pueda hacer nada para estirarlo, y que por lo tanto ha quedado fuera de consideración.

"Pato rengo" fue también una muletilla de Trump durante la campaña para referirse a su predecesor, pero el tuit fue aún más explícito. "Como todo el mundo, incluyendo el pueblo estadounidense, estamos contentos de ver lo último de esta desafortunada administración", decía.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: