El video del abrazo entre Messi y Neymar después del partido entre Argentina y Brasil por las semifinales de la Copa América

Mientras continúa la polémica por la derrota de Argentina ante Brasil por las semifinales de la Copa América que se juega en territorio brasileño, salió a la luz un video que confirma el encuentro entre Messi y Neymar, dos de las estrellas del fútbol mundial que ya jugaron juntos y podrían volver a encontrarse.

Después que se consumara el triunfo para el seleccionado local por 2-0, el capitán de la selección argentina y el futbolista que fue baja en el Scratch por sufrir una lesión en su tobillo derecho en la previa del torneo continental, se vieron en las entrañas del estadio Mineirao de Belo Horizonte.

Más allá del cálido abrazo que se ve en las imágenes que capturó un aficionado, ambos habrían tenido una charla de algunos minutos en la zona de vestuarios, según indicó Sport, el diario deportivo español. En dicho encuentro, Neymar animó a Messi por la derrota argentina en el clásico sudamericano.

La MSN podría volver a juntarse en el Barcelona: Neymar quiere volver al equipo blaugrana y se lo dijo a Messi
La MSN podría volver a juntarse en el Barcelona: Neymar quiere volver al equipo blaugrana y se lo dijo a Messi

Por su parte, el número 10 de la Albiceleste le abría comentando que espera volver a verlo próximamente con la camiseta del Barcelona. Líder del plantel y clave en el día a día del grupo que conduce Ernesto Valverde, Messi le habría confiado al brasileño de 27 años que tiene el visto bueno de todo el vestuario para motorizar su regreso a la ciudad española.

Neymar estuvo presente en la cancha viendo a su seleccionado. Ubicado en uno de los palcos preferenciales, estuvo muy activo alentando al equipo que dirige Tite. También se lo vio cerca de Jair Bolsonaro, el presidente de Brasil, que fue otra de las reconocidas personalidades que se hizo presente en el triunfo de la Canarinha a la final de la Copa América.

Esta escena le suma un capítulo a la historia conflictiva que tiene el brasileño con su actual club, el Paris Saint Germain, presidido por Nasser Al-Khelaïfi, que estaría dispuesto a desprenderse del jugador por el cual pagó 222 millones de euros en agosto de 2017, el valor de la cláusula de salida que le había establecido su la institución blaugrana.

Messi, con la 10, y Neymar, con la número 11 del Barcelona. Una imagen que podría volver a verse en el Camp Nou (AP)
Messi, con la 10, y Neymar, con la número 11 del Barcelona. Una imagen que podría volver a verse en el Camp Nou (AP)

Desencantado por el presente del equipo, que a pesar de haberse consagrado campeón de la Ligue 1, la Primera División del fútbol francés, volvió a quedar eliminado en los octavos de final de la Champions League, Neymar nunca se sintió a gusto viviendo en París y vería con buenos ojos mudarse a Barcelona, donde para él vivió sus mejores años como futbolista al lado de Messi y Luis Suárez, dos de sus grandes amigos en el conjunto culé.

Después de su paso por el Santos, de Brasil, el delantero brasileño aterrizó en el Fútbol Club Barcelona en 2013. Allí estuvo cuatro temporadas, en las que conquistó 10 títulos, entre los que se destacan la Champions League 2015 y dos campeonatos de la liga española.

Con el mercado de traspasos abierto hasta agosto próximo, Neymar y su padre, su representante, tomaron la decisión de no tomar una postura en rebeldía ante el pedido del jugador de salir del PSG. Eso solo le pondría más trabas a una negociación que no será fácil de resolver. Con esta premisa, el brasileño será parte de la pretemporada del equipo que conduce el alemán Thomas Tuchel.

Neymar se lesionó en el amistoso que Brasil disputó contra Qatar antes de la Copa América (EFE)
Neymar se lesionó en el amistoso que Brasil disputó contra Qatar antes de la Copa América (EFE)

Por su parte, el club parisino estaría dispuesto a desprenderse del futbolista. El alto contrato que tiene Neymar -cobra 36 millones de euros por temporada- sumado al deseo del Barcelona de desprenderse de Coutinho, que no rindió en su primer año con el equipo, sería la solución para destrabar un conflicto que retumba en en Europa.

SEGUÍ LEYENDO: