El futbolista español José Antonio Reyes y un primo suyo de 23 años han fallecido este sábado en un accidente de tráfico en la provincia de Sevilla en el que un tercer acompañante ha resultado herido grave con quemaduras del 60 por ciento.

Reyes, jugador del Extremadura pero con una destacada trayectoria en el Sevilla, Real Madrid, Arsenal, Benfica yo Atlético de Madrid, entre otros, circulaba en un coche a las 11:40 horas por la autovía A.376 cuando el vehículo se salió de la calzada en el kilómetro 18 y posteriormente sufrió un incendio, según el servicio de Emergencias 112.

Este operativo alertó a los Bomberos, a la Guardia Civil de Tráfico y a la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (Epes), que una vez en el lugar confirmaron el fallecimiento de dos personas a causa del accidente. Al mismo tiempo, trasladaron a un centro hospitalario al tercer ocupante.

Así terminó el vehículo de José Antonio Reyes tras el accidente (Foto: EFE)
Así terminó el vehículo de José Antonio Reyes tras el accidente (Foto: EFE)

Horas después, las fuerzas policiales recrearon el accidente que terminó con la vida del futbolista y su primo para establecer las primeras líneas de investigación sobre las cuales trabajar.

Reyes manejaba su Mercedes Brabus S550 por la autovía A-376 alrededor de las 11:40 de la mañana con destino al municipio de Utrera. El jugador estaba volviendo de Almendralejo, municipio español perteneciente a la provincia de Badajoz, en donde se entrenaba con el Extremadura de la Segunda División. Un trayecto de alrededor de 200 kilómetros.

Fue en el kilómetro 18 el punto en el que el automóvil se salió de la carretera por el costado derecho sin chocar con ningún otro vehículo. Tras abandonar la pista colisionó contra unos bloques de obra y recorrió unos 200 metros sin control, dando vueltas por el aire.

Los múltiples impactos y la fuerza con la que se produjeron hicieron que el coche se incendiara hasta convertirse en una bola de fuego.

El vehículo se salió de control en el kilómetro 18 (Foto: EFE)
El vehículo se salió de control en el kilómetro 18 (Foto: EFE)

El futbolista español iba acompañado por dos primos suyos. Por la escena que encontraron los peritos, se pudo establecer que el joven Jonathan Reyes (23 años), fallecido en el acto, iba en el asiento trasero; mientras que Juan Manuel Calderón se situaba en el asiento del acompañante y pudo salir por sus propios medios.

Calderón, que fue trasladado a la Unidad de Quemados del Hospital Virgen del Rocío con el 60% de su cuerpo quemado, debió ser atendido por especialistas de la unidad de Grandes Quemados y de Medicina Intensiva del Hospital de Rehabilitación y Traumatología, según informó Diario Sevilla. Mientras que los dos cuerpos, que quedaron totalmente carbonizados, fueron enviados al Instituto de Medicina Legal de Sevilla, en donde se les hará la autopsia correspondiente.

Los cuerpos de los fallecidos fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal de Sevilla (Foto: EFE)
Los cuerpos de los fallecidos fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal de Sevilla (Foto: EFE)

La primera hipótesis que surgió después de analizar el accidente gira en torno al exceso de velocidad, según los medios sevillanos. Aunque oficialmente no hay información confirmada, los peritos estimaron que el vehículo podría haber alcanzado los 200 km/h ya que la ruta (sin curvas pronunciadas y con un gran horizonte por delante) y la calidad del auto, lo permitían.

El primer análisis podría ser tenido en cuenta cuando se realicen las mediciones técnicas oficiales por los especialistas de la Guardia Civil.

 

MÁS SOBRE EST TEMA: