El astro brasileño Neymar vuelve a estar bajo el foco de la prensa mundial después de la revelación que hizo una mujer suiza a los medios locales, en la que aseguró que había pasado una noche con el atacante del PSG a fines de febrero.

"Estuve unos días en París. Un amigo mío, que también es un buen amigo de Neymar, me llevó a cenar al restaurante Matignon. Había muchos brasileños en la mesa, incluyendo a Neymar. Entre otras cosas, hablamos de tatuajes y nos reímos mucho", reconoció Liza Brito al portal helvético "20min".

Sus tatuajes fueron el punto en común que encontraron para charlar hasta que el atacante de 27 años decidió invitarla a su casa en París: "Algo pasó, pero no daré detalles íntimos", contó la oriunda de Zurich que reside en Dübendorf. "Fue hermoso de todos modos. Neymar fue muy agradable. Él es bastante normal. A la mañana siguiente voló a Barcelona. Después mantuvimos el contacto y quisimos volver a encontrarnos en París", agregó.

Sin embargo, tras salir en los medios suizos, el astro brasileño no volvió a contactarla: "Neymar está enojado conmigo. Piensa que he informado a los medios para que me conozcan mejor. Eso no es cierto. No sé cómo llegó el asunto al público. Sospecho que alguien nos había fotografiado en el restaurante. Espero poder arreglarlo con él".

De padre brasileño y madre suiza, la joven de 20 años contó que, tras revelar que estuvo con el atacante del PSG, sus seguidores en Instagram se dispararon: "Antes de eso solo tenía 4 mil o 5 mil seguidores. Después de esto, también tuve consultas por contratos publicitarios". Hoy, su cuenta personal reúne más de 26 mil usuarios.

Brito, detalló que de repente todos los medios estaban llamándola, "las estaciones de radio y televisoras me han contactado. Al principio me sorprendió un poco y rechacé todas las entrevistas", reconoció, aunque ahora piensa en utilizar la fama que cosechó para "invertir más en mi carrera de modelo nuevamente. Todavía no lo sé".

"No estoy enamorada de él, pero tuve una sensación de hormigueo en el estómago", confesó la suiza, que al mismo tiempo entendió que "una relación con él sería demasiado agotadora para mí. No quiero ser tan pública. Estoy feliz con mi vida".

Finalmente, consideró que, "podría imaginarme viviendo en Brasil durante mucho tiempo. Pero por el momento no tengo paz por mi reputación" y aseguró: "Me gustaría verlo de nuevo".

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: