El Real Madrid estaba en la cresta de la ola. Se había vuelto a erigir como el mejor equipo del mundo al conseguir esa tercera Champions League consecutiva con Zinedine Zidane y Cristiano Ronaldo el 26 de mayo del 2018, al vencer al Liverpool por 3-1. Lo que no sabía es que esa iba a ser la fecha en la que todo iba a cambiar.

Dos técnicos en 278 días pasaron por la Casa Blanca después del anuncio que hizo el entrenador francés, mediante el cual se despedió del club. Ni Julen Lopetegui ni Santiago Solari alcanzaron los objetivos y Florentino Pérez se vio en la obligación de volver a contratar a la ex estrella merengue.

Zidane es el nuevo entrenador del Real Madrid (Foto: Reuters)
Zidane es el nuevo entrenador del Real Madrid (Foto: Reuters)

El 26 de mayo del 2018, el Real Madrid cerró la temporada  en lo más alto. Sin embargo, tras la partida de Zidane tuvo que salir a buscar un nuevo entrenador para continuar con los éxitos. 

No fue hasta el 13 de junio, un día antes de que comenzara el Mundial de Rusia, que se dio a conocer que Julen Lopetegui iba a asumir como técnico del Real Madrid. Una noticia que trajo muchas polémicas, ya que hasta ese momento era el entrenador de la selección española.

Un día después, Lopetegui abandonó la concentración de "La Roja" y viajó a Madrid, en donde fue presentado entre lágrimas: "Hoy es el día más feliz de mi vida", aseguró.

Llegó julio y los Merengues estaban por sufrir la segunda baja más importante tras la salida del francés. El 10 de julio, Cristiano Ronaldo se marchaba a la Juventus y dejaba la Casa Blanca, tras nueve años de éxitos.

Sin Zidane y sin Ronaldo, el club perdió la brújula
Sin Zidane y sin Ronaldo, el club perdió la brújula

En agosto se iba a dar el primer tropiezo del Real Madrid. Con Julen Lopetegui al mando, sufrió una dura derrota en el primer título que otorgaba la temporada. Fue un 4-2 contra el Atlético de Madrid que lo dejó sin poder levantar el trofeo de la Supercopa de España.

El 15 de septiembre iba a comenzar la debacle del Madrid de Lopetegui. A pesar de ganar algunos encuentros al inicio, los Merengues iban a empatar contra el Athletic de Bilbao y el cuadro Colchonero, resultados que los alejaban de la punta del campeonato.

En octubre, las derrotas contra el Alavés y el Levante ponían en duda la continuidad del español, quien finalmente se fue antes de que cerrara el mes, tras una humillante goleada del Barcelona por 5-1 en el Camp Nou.

El 29 fue destituido y el 31 ascendió como entrenador interino Santiago Solari, quien hasta el momento se encontraba dirigiendo el Real Madrid Castilla.

El “Indiecito”, de 42 años, fue muy cuestionado por la afición (Foto: REUTERS/Juan Medina)
El “Indiecito”, de 42 años, fue muy cuestionado por la afición (Foto: REUTERS/Juan Medina)

Técnico que debuta gana, dice la regla y así fue para el rosarino que goleó al Melilla de la tercera división del fútbol español por 4-0.

El paso del Real Madrid por la zona de grupos de Champions League iba a ser aceptable, mientras que por liga el equipo comenzaba a levantar cabeza. Cosechó cuatro victorias consecutivas hasta que el 24 de noviembre cayó contra el Eibar por goleada: 3-0.

Fue desde ese momento en el que comenzaron las irregularidades para el Madrid, que se hizo con el Mundial de Clubes en diciembre al golear al humilde Al-Ain por 4-1. La vuelta, después de la pretemporada, comenzó con un empate 2-2 ante el Villarreal el 3 de enero del 2019.

El Real Madrid se despidió de la Champions League en octavos frente al Ajax
El Real Madrid se despidió de la Champions League en octavos frente al Ajax

Solari tomó medidas drásticas en el equipo: les sacó la titularidad a Marcelo, Gareth Bale, Marco Asensio y Keylor Navas para darles paso a Tibauth Courtois y a los juveniles Sergio Reguilón, Vinicius Jr y Federico Valverde, entre otros. Una decisión que sacudió al vestuario y que generó polémicas alrededor de la Casa Blanca.

Para finalizar su ciclo, el argentino sufrió dos derrotas ante el Barcelona en el Santiago Bernabéu durante febrero que lo dejaron afuera de la final de la Copa del Rey (0-3) y sin chances de luchar por el título de liga (0-1).

El golpe final fue el 5 de marzo cuando el Ajax le dio una lección de fútbol en Madrid al superarlo por 4-1 en octavos de final de la Champions League, revirtiendo el score del encuentro de ida (1-2) y dejando sin pase a cuartos de final al Merengue.

Zinedine Zidane tendrá tiempo para trabajar con el equipo de cara a la próxima temporada, ya que en ésta sólo le restan 11 partidos de liga en los que está obligado a hacer un buen papel para no poner en riesgo la clasificación a la próxima edición del certamen europeo.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: