El sorpresivo gesto de Eduardo Salvio en el empate de Boca Juniors ante Corinthians en San Pablo

El Toto disputó su último encuentro con la camiseta del Xeneize y se transformará en refuerzo de Pumas, que lo contrata como jugador libre

Toto Salvio, que no tuvo minutos ante Corinthians en San Pablo, se despidió de Boca Juniors como jugador libre (REUTERS/Amanda Perobelli)
Toto Salvio, que no tuvo minutos ante Corinthians en San Pablo, se despidió de Boca Juniors como jugador libre (REUTERS/Amanda Perobelli)

Boca Juniors se trajo un empate sin goles positivo de San Pablo. Si bien Corinthians contó con varias jugadas de peligro, el Xeneize también desaprovechó situaciones claras y terminaron con una igualdad que conformó más a la visita. La revancha de los octavos de final de la Copa Libertadores será el próximo martes, en la Bombonera desde las 21:30.

El encuentro dejó varias pelitas a analizar, como el detrás de escena que dejó el penal que Agustín Rossi le atajó a Róger Guedes, o la lupa sobre las polémicas que reclamó todo Boca Juniors, e incluso el ataque que recibió el micro que trasladó al equipo argentino. Sin embargo, lo que llamó la atención en la previa fue el viaje de Eduardo Salvio a San Pablo, cuando en un día y medio se irá como jugador libre del Xeneize. Finalmente, el Toto aceptó la propuesta de Pumas de México.

Por ello, no pasó desapercibida la presencia del delantero de 31 años con la delegación. Si bien es cierto que la lista de convocados por Sebastián Battaglia se dio a conocer antes de la postura que tomó Salvio de no renovar con Boca Juniors, bien pudo haber sido desafectado, pero esto no ocurrió. Sí sorprendió el gesto del ex Lanús, Atlético de Madrid y Benfica en San Pablo. A diferencia de todos sus compañeros, ya sean titulares como suplentes, Eduardo Salvio no salió a realizar el trabajo precompetitivo (apenas se limitó a patear la pelota en el clásico ‘loco’) ni tampoco el calentamiento habitual en el segundo tiempo.

Toto, que llegó a Boca Juniors en 2019, concluye su vínculo el 30 de junio, y como se informó al no llegar un acuerdo económico con el club de la Ribera se irá al fútbol de México con el pase en su poder. No obstante, viajó rumbo a San Pablo con la delegación boquense para disputar el duelo ante el Timao, por la Copa Libertadores de América. El delantero jugó el viernes pasado e hizo el gol (de penal) del equipo alternativo, que perdió ante Unión de Santa Fe por 2 a 1 en la Bombonera. Era su regreso de titular luego de estar desgarrado en el bíceps femoral derecho, por lo cual estuvo inactivo dos semanas y resignó el puesto con el juvenil Exequiel Zeballos.

Juan Román Riquelme, el vicepresidente segundo de Boca, manifestó que tenía la esperanza que el jugador renovara su contrato por 18 meses, que Boca hacía un gran esfuerzo económico y no se movía de lo ofrecido. Del lado del Toto, más allá de que por un tema personal quería quedarse en el país y sabían que la oferta iba a ser inferior a lo que ganaba, se desilusionaron por las “formas y los tiempos” que utilizaron los integrantes de la secretaría de fútbol para la renovación y también porque la suma ofrecida era menos de la esperada.

Entonces el representante de Salvio llegó un acuerdo con los Pumas de México para un contrato por dos años y por una cifra muy superior a la que ofreció Boca. El director técnico del equipo azteca, Andrés Lillini, habló con el jugador y dijo a los medios de prensa mexicanos que “necesitaba un futbolista de experiencia” ya que tiene un plantel muy joven donde debutaron 14 futbolistas en las últimas dos temporadas.

Ante la salida del delantero, en el “mundo Boca” empezó a circular un cierto interés por el punta colombiano Diego Valoyes, de Talleres de Córdoba. El futbolista tiene de 26 años, tiene doble nacionalidad, en estos momentos está lesionado y fue inscripto por Talleres para jugar ante Colón por los octavos de final de la Copa Libertadores. Sin embargo, el Xeneize podría acordar que no lo utilicen para no perderlo en un hipotético cruce de cuartos de final.

SEGUIR LEYENDO: