Un futbolista del Liverpool erró uno de los goles más insólitos de la Premier League

Diogo Jota, atacante portugués del equipo de Klopp, malogró una posibilidad inmejorable cuando el partido ante Wolverhampton estaba igualado sin goles

(*) El insólito fallo de Diogo Jota ante Wolverhampton en la Premier League

No fue un partido sencillo el que disputó el Liverpool FC en el Molineux Stadium. En el marco de la Fecha 15 de la Premier League, el equipo de Jürgen Klopp apenas pudo derrotar 1-0 en condición de visitante al Wolverhampton Wanderers. Este resultado dejó tranquilo a Diogo Jota, futbolista de los Reds, quien protagonizó uno de los fallos más insólitos que se hayan visto en el fútbol inglés cuando el partido estaba igualado sin goles.

El atacante portugués de 25 años fue el autor de una de esas jugadas que quedarán enmarcadas en el recuerdo, ya que tenía todo servido en bandeja para anotar el gol del triunfo de su equipo pero falló. Incluso existía la alternativa de asistir a su compañero Sadio Mané, quien llegaba libre y mejor ubicado, pero tomó la peor decisión posible.

Corría el minuto 59 de partido cuando Diogo Jota corrió a pelear un balón contra dos rivales, incluido el arquero José Sá que había salido lejos de su área, y logró quedarse con la pelota. Se metió en el área con tiempo y espacio para aprovechar que el guardameta estaba fuera de acción, solo tenía que definir.

Sadio Mané consuela a Diogo Jota tras su fallo ante Wolverhampton (Foto: REUTERS)
Sadio Mané consuela a Diogo Jota tras su fallo ante Wolverhampton (Foto: REUTERS)

Sin embargo, increíblemente, el delantero luso remató fuerte justo a donde estaba Conor Coady. Había lugar de sobra para meter la pelota pero su remate impactó directamente en el cuerpo del capitán del Wolverhampton, quien se convirtió en el héroe del conjunto local. Esto casi le cuesta la victoria a Liverpool.

Coady fue felicitado por todos compañeros, sobre todo por un José Sá que había cometido el error de salir muy lejos de su área y dejó su arco desprotegido. Nadie podía creer lo ocurrido. A partir allí, los Wolves intentaron con todas sus fuerzas defender el cero en el marcador pero su ilusión de sacarle puntos a uno de los equipos más importantes terminó esfumándose en el final.

La chance fallada por los Reds al final no pesó tanto porque pudieron ganar en el último minuto con un gol de Divock Origi. Ese tanto convertido por el jugador belga en el tiempo de descuento les permitió a los dirigidos por Jürgen Klopp colocarse como líderes provisionales de la Premier League, ya que el Chelsea había perdido ante el West Ham.

RESUMEN: WOLVERHAMPTON 0-1 LIVERPOOL

SEGUIR LEYENDO: