Cristiano Ronaldo explotó tras el escandaloso gol que no le cobraron en Portugal-Serbia

El delantero de la Juventus no contuvo su enojo luego de que perjudicaran a su selección con un fallo arbitral en el cierre del partido

Cristiano Ronaldo se fue muy enojado del partido que la selección de Portugal disputó este sábado ante Serbia en el marco del Grupo A de las Eliminatorias europeas hacia el Mundial de Qatar 2022. El jugador de la Juventus convirtió un gol en tiempo de descuento que le hubiera dado una victoria clave a su equipo, pero la terna arbitral cometió un grave error y no convalidó su agónica conquista. Así, el partido terminó empatado.

La acción de la polémica ocurrió a los 93 minutos del partido. El marcador estaba 2-2 y Portugal se fue en busca del triunfo en la última jugada. Nuno Mendes condujo el ataque, cruzó la mitad de la cancha por la izquierda y mandó un pelotazo largo cruzado al área rival. Allí estaba Cristiano, que aprovechó la muy mala salida del arquero serbio para definir por lo bajo al gol. La pelota fue suave y el capitán Mitrovic se tiró al suelo para sacarla. El balón había cruzado la línea, pero los jueces no lo vieron así.

CR7 se lanzó a festejar su gol, pero los árbitros inmediatamente los frenaron al considerar que la pelota no había atravesado completamente la línea. Al no haber VAR, la acción no pudo ser revisada mediante la tecnología. El de la Juventus se ofuscó y comenzó una vehemente protesta, algo que le valió la tarjeta amarilla. Los reclamos de nada sirvieron: ya no hubo tiempo para más y el partido terminó empatado.

A Cristiano Ronaldo no le convalidaron un gol que era legítimo (REUTERS/Novak Djurovic)
A Cristiano Ronaldo no le convalidaron un gol que era legítimo (REUTERS/Novak Djurovic)

El árbitro Danny Makkelie y su asistente Mario Diks, ambos de Países Bajos, fueron el blanco de las protestas del luso, que se quedó haciendo con sus manos el gesto de por cuánta distancia la pelota había cruzado la línea. Luego, se retiró hacia el vestuario con enormes muestras de enojo e incredulidad. Finalmente, se quitó la cinta de capitán y la arrojó con violencia al suelo.

Luego de partido el capitán luso hizo su descargo en las redes sociales. “Ser capitán de la selección de Portugal es uno de los mayores orgullos y privilegios de mi vida. Siempre doy y daré todo por mi país, eso nunca cambiará. Pero hay momentos difíciles que afrontar, especialmente cuando sentimos que se está perjudicando a toda una nación. ¡Levanta la cabeza y enfrenta el próximo desafío ahora! ¡Fuerza Portugal!”, escribió en Instagram.

El encuentro entre Portugal y Serbia se jugó en el marco de la segunda jornada de las Eliminatorias de la UEFA. Diogo Jota marcó por duplicado para los locales en el primer tiempo, mientras que Mitrovic y Kostic dispusieron la igualdad definitiva en la segunda parte. De esta manera, ambos equipos lideran su Grupo con cuatro unidades. Luxemburgo tiene tres y Azerbaiyán junto a la República de Irlanda cierran la clasificación sin puntos.

SEGUIR LEYENDO: