La carta de Checo Pérez cuando era niño en la que pidió “juguetes” de leyendas en la Fórmula 1

Antonio Pérez Garibay compartió uno de los recuerdos que tiene de Sergio cuando era pequeño, quien a los 10 años ya pedía todo un kit relacionado con automovilismo con las referencias de Michael Schumacher y Juan Pablo Montoya

Antonio Pérez Garibay, padre de Checo Pérez, reveló la emotiva carta que escribió para Navidad cuando tenía 10 años y enfilaba su camino rumbo al automovilismo.

Sergio Pérez se ha convertido en toda una figura nacional en el mundo del deporte, pues su salto a Red Bull y la continua obtención de podios han elevado su relevancia como piloto de Fórmula 1, por lo que su pasado se ha convertido en un tema especial para su base más sólida de aficionados.

Quien ha contribuido a unir estas piezas, en especial las relacionadas con su niñez, es su padre Antonio Pérez Garibay, quien continuamente suele compartir fragmentos de entrevistas, trofeos, fotos y hasta los trajes que utilizaba Checo cuando era un niño y comenzaba su camino en el automovilismo.

Lo último que reveló fue una emotiva carta de Navidad que Chequito Pérez escribió cuando tenía 10 años, la cual incluía distintos productos relacionados con su carrera en el karting y donde se vio que tenía como principales referentes al colombiano Juan Pablo Montoya y al siete veces campeón Michael Schumacher.

Antonio Pérez Garibay, padre de Checo Pérez, reveló la emotiva carta que escribió para Navidad cuando tenía 10 años (Foto: TikTok/aperezgaribay)
Antonio Pérez Garibay, padre de Checo Pérez, reveló la emotiva carta que escribió para Navidad cuando tenía 10 años (Foto: TikTok/aperezgaribay)

“Esta es su carta al Niño Dios cuando él tenía 10 años. Una carta donde le pedía todos los accesorios, los guantes de Schumacher, el casco de Montoya... Aquí está todo. Y todavía le decía al Niño Dios por dónde los podía conseguir, le recomendaba por dónde buscarlos. Estas eran sus cartas de un niño de 10 años, le pedía productos de sus héroes”, explicó Pérez Garibay a través de sus redes sociales.

Y es que en la carta que tiene enmarcada se pueden leer los “juguetes” que pedía Checo Pérez cuando tenía 10 años, pero que en realidad eran accesorios para utilizar en el karting, en un texto con las faltas de ortografía normales de un niño y recortes para ilustrar sus deseos:

“1. Casco Arai como el de Montoya con una vicera blanca buena pues lo que viene con el casco y estas 2 (imagen) y todas las refacciones y 3 bolsas de ger sof. Talla de casco: 37 cm de largo y 32 cm de ancho.

2. Esta funda (recorte)

3. Estos guantes (recorte de los guantes Michael Schumacher en Ferrari).

Aquí ban a estar todos los datos e los puede pedir por internet (sic)”.

La carta de Navidad de Checo Pérez cuando tenía 10 años (Foto: Tiktok/aperezgaribay)
La carta de Navidad de Checo Pérez cuando tenía 10 años (Foto: Tiktok/aperezgaribay)
“Cuándo nos íbamos a imaginar que Checo Pérez iba a correr contra Michael Schumacher, contra Montoya, Fernando Alonso, contra todos los grandes. Por ahí les enseñaré una fotografía con su ídolo, Fernando Alonso, la primera vez que lo llevé a Mónaco”

Esas fueron las palabras con las que Antonio Pérez Garibay cerró el video y anunció que más adelante continuará enseñando algunos de los artículos que guarda sobre los primeros años de Checo en el automovilismo, además de anunciar que realizará un museo de los hermanos Pérez relacionado con sus carreras profesionales.

Esta nuevo fragmento fue casi de la mano con una fotografía que compartió Sergio Pérez de cuando tenía 15 años y aterrizaba en Alemania, concretamente a espaldas de un restaurante en la pequeña ciudad de Vilsbiburg al sur del país germano, donde el tapatío vivió durante su primer año en el automovilismo europeo.

Checo Pérez compartió una foto del restaurante donde vivió cuando llegó a Europa (Foto: Instagram/@SChecoPerez)
Checo Pérez compartió una foto del restaurante donde vivió cuando llegó a Europa (Foto: Instagram/@SChecoPerez)

La historia alrededor de ese primer año de altibajos fue crucial para su despegue como piloto, pues luego de sobresalir notablemente en México, optó por buscar una oportunidad de bajo costo en los autos tipo Fórmula de Europa e intentar forjar su camino rumbo a la máxima categoría.

Hoy en día es posible revisar parte de esta historia en su primera biografía Nunca Te Rindas: la trepidante carrera de Checo Pérez, obra de Alejandro Rosas y Francisco Javier González, donde repasan desde sus inicios hasta su llegada a Red Bull Racing.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR