Escándalo en Estados Unidos por una batalla campal en un partido de béisbol: el incorrecto lanzamiento al cuerpo que desató el conflicto

El encuentro entre Seattle Mariners y Los Ángeles Angels se interrumpió durante varios minutos por un problema que concluyó con ocho expulsados

Un lanzamiento a la cadera del bateador desató el caos

Una inesperada pelea entre los Seattle Mariners y Los Ángeles Angels en la MLB estalló el reciente domingo en Anaheim por una conducta antideportiva de uno de los protagonistas. En este caso, el conflicto no quedó en un simple tumulto de empujones ya que hubo una gran cantidad de golpes de puño lanzados y mucho drama que significó una extensa pausa en el medio del partido. Eventualmente, los árbitros tomaron la decisión que cambió el rumbo del duelo: hubo ocho expulsiones para seis jugadores y los dos entrenadores.

Todo comenzó el sábado por la noche en realidad cuando un lanzamiento pasó cerca de la cabeza de Mike Trout en el tope en la novena entrada. La estrella de los Angelinos no quedó para nada contento por la situación y lo dejó claro después del partido. “Si no puedes lanzar adentro, no apuntes afuera”, declaró claramente enojado. Y agregó: “Si vas a golpearme, golpéame en las costillas. No me golpees en la cabeza. No sé si esa es la intención, pero... cualquier cosa menos en la cabeza, eso no se hace”.

Es un dicho común y razonable entre los jugadores en que hay que apuntar el proyectil lejos de la cabeza cuando se arroja a más de 140 kilómeotros por hora. El lanzador de los Marineros, Erik Swanson, argumentó que el lanzamiento se le escapó y que fue todo accidental. De todos modos, el problema se trasladó al siguiente partido del domingo. El abridor de los Angelinos, Andrew Wantz, golpeó con la pelota en la zona de los riñones al bateador Julio Rodríguez en la primera entrada.

Los equipos se enfrentaron en el campo de juego (Foto: USA Today)
Los equipos se enfrentaron en el campo de juego (Foto: USA Today)

Pocos tiempo después, Wantz nuevamente impactó su intento en Jesse Winker. Parecía que el jugador de Seattle había minimizado el altercado hasta que alguien del banquillo de los Angelinos captó su atención y con una frase explotó la pelea. Automáticamente los equipos se enfrentaron delante de la zona de suplentes de los locales y varios terminaron en el suelo. Después de unos segundos de pausa, el conflicto se activó una vez más con más golpes y problemas a la vista de todos los presentes.

Mientras los árbitros intentaban calmar las cosas otro jugador de los Angelinos, Raisel Iglesias, decidió arrojar un contenedor de semillas de girasol al campo y las cosas empezaron de nuevo por unos breves segundo. Los jueces del polémico encuentro se reunieron para decidir las suspensiones ya que hubo varios jugadores a los que se podía ver notablemente lanzando múltiples piñas en ese altercado.

Cuando el polvo se asentó, los árbitros expulsaron a Nevin, Winker, Crawford, Rodríguez, Iglesias, Wantz, el relevista de los Angelinos Ryan Tepera y el manager de los Marineros, Scott Servais. Este fue el octavo juego en los últimos 11 días entre los dos equipos. Los del California ganaron cuatro de cinco encuentros la semana pasada, pero los Marineros se llevaron los primeros tres juegos de esta serie.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR