Los graves incidentes que obligaron a parar la final de la Supercopa de Chile entre Universidad Católica y Colo Colo

Fanáticos de ambos equipos mantuvieron un violento cruce dentro del estadio. El mensaje del presidente electo, Gabriel Boric

Los disturbios entre ambas hinchadas obligaron a parar el encuentro

Momentos de tensión se vivieron este domingo durante la disputa de la final de la Supercopa de Chile entre Universidad Católica y Colo Colo. Fanáticos de ambos equipos mantuvieron un violento cruce dentro del estadio que obligó a las autoridades a detener las acciones del encuentro por algunos minutos. Tras media hora de incertidumbre, las acciones pudieron continuar y el Cacique se consagró campeón tras ganar por 2-0.

Recién había pasado media hora de comenzado el encuentro cuando se produjeron los primeros incidentes en una de las tribunas del Estadio Ester Roa de Concepción, en la zona sur del país. Algunos integrantes de las dos parcialidades, que estaban ubicadas a muy escasos metros, comenzaron a arrojarse objetos contundentes. También se escucharon algunas denotaciones, presuntamente de elementos de pirotecnia disparados desde una hinchada hacia la otra.

Jugadores de ambos equipos se acercaron a las tribunas para pedir calma
Jugadores de ambos equipos se acercaron a las tribunas para pedir calma

En un primer momento, no intervinieron ni los efectivos de la Policía ni los agentes de seguridad privada abocados al operativo de seguridad. Algunos jugadores se acercaron hasta las vallas cercanas al lugar de los disturbios para pedir tranquilidad y que cesen los ataques de un lado hacia el otro. Por algunos instantes pareció que la calma regresaba, pero luego la violencia recrudeció.

Los protagonistas del encuentro mantuvieron algunas charlas cerca de los bancos de suplentes y, a partir de esos intercambios, los árbitros decidieron suspender momentáneamente las acciones y retirarse hacia los vestuarios. Lo mismo hicieron algunos futbolistas, aunque la gran mayoría se quedó dentro la cancha. Para ese entonces, la separación entre ambas hinchas ya había sido transgredida, los incidentes continuaban y había un serio riesgo de invasión de campo, algo que ponía en peligro la integridad de futbolistas, jueces y demás integrantes de las delegaciones. Finalmente, todos decidieron esperar en los camarines.

Esta situación causó una ola de repudios y las palabras más resonantes fueron la del presidente electo de Chile, Gabriel Boric, quien escribió en sus redes sociales: “Que tontera más grande lo que está pasando en el estadio (agresiones en tribuna). Se dicen hinchas (da lo mismo del equipo que sean) y con su conducta privan a todos del espectáculo del fútbol. No les importa que haya niños ni familias. No podemos naturalizar esto. No está bien”.

El mensaje del presidente electo, Gabriel Boric, en Twitter
El mensaje del presidente electo, Gabriel Boric, en Twitter

Tras 20 minutos, y luego de que se constatara de que los disturbios habían terminado y se garantizaran las condiciones se seguridad, los planteles volvieron al campo de juego y las acciones se reanudaron con el marcador 0-0. En el segundo tiempo, Leonardo Gil y Carlo Villanueva anotaron los goles que le dieron el triunfo y el título a Colo Colo.

La Supercopa de Chile enfrentó a la Universidad Católica, actual tetracampeón del fútbol local, y a Colo Colo en el primer partido oficial de la temporada 2022 previo al inicio del Campeonato Nacional. Se trató del primer gran desafío del año para ambos clubes y los Cruzados no pudieron hacerse con la corona por cuarto año consecutivo ante un rival que le había disputado la estrella 2021 hasta las últimas fechas de la temporada pasada.

Los dirigidos por Cristián Paulucci eran los favoritos para quedarse con la copa, pero no pudieron refrendar ese mote. Por su parte, los pupilos de Gustavo Quinteros venían de tener tenido una intensa pretemporada en Argentina, donde enfrentaron a Universidad de Chile y a Boca Juniors.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR