Historia Olímpica: conoce a los participantes independientes de los JJOO

Los atletas que no pueden representar a sus países compiten bajo el manto de la organización del olimpismo

Atletas han competido en las justas veraniegas representando a la bandera Olímpica (Foto: Christophe Bott/EFE)
Atletas han competido en las justas veraniegas representando a la bandera Olímpica (Foto: Christophe Bott/EFE)

A lo largo de la historia del Olimpismo se han generado casos en los que atletas no pueden competir representando a sus países. A estos se les ha denominado como “participantes independientes de los Juegos Olímpicos”. Generalmente los deportistas se unifican en un equipo integrado por diferentes nacionalidades. En total esta representación Ha conseguido cuatro medallas Olímpicas.

Las causas por lo que los atletas deben competir bajo esta denominación han sido variadas, entre ellas están sanciones internacionales, transiciones políticas, suspensión de los comités olímpicos de algún país y escenarios de carácter extraordinarios.

Los primeros antecedentes de este tema se dieron en 1906, cuando durante las competiciones algunos equipos estuvieron conformados por atletas de diferentes nacionalidades. Para Moscú 1980, el Comité Olímpico Internacional comenzó considerar la idea de los deportistas independientes e hizo disposiciones para que 14 casos de competidores disputaran la justa representando a la bandera Olímpica.

De 1947 a 1953, durante la época de la guerra fría, deportistas emigrantes de la Europa Comunista no lograron competir en los juegos Olímpicos. Sus países de origen no permitieron que compitieran bajo sus nombres y las autoridades Olímpicas rechazaron sus peticiones para participar como atletas independientes.

En las pruebas de tiro con arco se dieron las primeras medallas Olímpicas de atletas independientes (Foto: Christian Ugarte/EFE)
En las pruebas de tiro con arco se dieron las primeras medallas Olímpicas de atletas independientes (Foto: Christian Ugarte/EFE)

El corredor nacido en Guyana, James Gilkes, fue uno de los primeros atletas en individual que solicitaron asistir a una justa como deportista independiente. Sin embargo, en ese momento el COI rechazó de manera categórica la petición, debido a que aún no consideraba de manera formal esta idea.

Barcelona 1992 se convirtió en la primera justa donde se implementó oficialmente el sistema de participantes Olímpicos independientes. Para esa edición participaron 58 atletas, en su mayoría nacidos en Yugoslavia y Macedonia. Estos países no consiguieron el permiso para la participación en los juegos debido a la guerras yugoslavas y a que los macedonios aún no contaban con un Comité Olímpico Nacional. La representación independiente ganó tres preseas en las pruebas de tiro (una plata y dos bronces). Jasna Sekaric, Aranka Binder y Stevan Pletikosi fueron los medallistas.

Para Sídney 2000, participaron bajo el mando independiente atletas de Timor Oriental y en Londres 2012 de la ex Antillas Neerlandesas. Sin embargo, sus participaciones no fueron del todo relevantes y no consiguieron colgarse ninguna medalla. En el periodo de doce años entre estos juegos (Atenas 2004-Pekin 2008), no hubieron deportistas sin representación nacional.

Un conflicto de interéses políticos por parte del gobierno de Kuwait y una posterior suspensión por parte del COI, provocaron que sus atletas no pudieran competir en los juegos Olímpicos de Rio 2016 representando a dicho país. Como independientes participaron cinco deportistas en las disciplinas de tiro, esgrima y natación. Fehaid Al-Deehani se consolidó como el primer atleta Olímpico independiente con una presea dorada después de vencer al tirador italiano ,Marco Innocenti, en el partido por la medalla de oro del evento de foso masculino.

El nacido en Kuwait ganó la medalla de oro en Rio 2016 (Foto: Reuters)
El nacido en Kuwait ganó la medalla de oro en Rio 2016 (Foto: Reuters)

En vistas de los nuevos juegos a disputarse en Tokio, los atletas rusos competirán bajo el nombre del Comité Olímpico Ruso (ROC), después de que en el 2019 la Agencia Mundial Antidopaje suspendiera a Rusia de cualquier competencia Olímpica por un periodo de cuatro años. Un año después de la sanción, el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) decidió dejar participar al país en las olimpiadas, pero con la condición de que los deportistas no podrían utilizar ni hacer alusión a sus símbolos nacionales como el nombre, bandera o himno.

Los juegos Olímpicos abren sus puertas a personajes que por diversas circunstancias no cuentan con el apoyo de sus países. Esta clase de estrategias han favorecido a la diversidad e inclusión, que son unos de los valores pilares del Olimpismo.

SEGUIR LEYENDO: