El defensor argentino Ezequiel Garay anunció su retiro del fútbol: “Llevé en silencio dolores fortísimos que me impedían incluso caminar”

A los 34 años, el subcampeón del mundo con Argentina en 2014 decidió ponerle punto final a su trayectoria por las lesiones

Ezequiel Garay con la camiseta de Argentina en el Mundial 2014 (Foto: Télam)
Ezequiel Garay con la camiseta de Argentina en el Mundial 2014 (Foto: Télam)

Ezequiel Garay decidió ponerle punto final a su carrera profesional en medio de una sensible lesión que le impidió desarrollar sus últimos años deportivos con normalidad. El defensor argentino de 34 años había disputado su último encuentro oficial en febrero del año pasado con la camiseta del Valencia y luego inició un extenso proceso de recuperación que no le permitió el retorno a los campos de juego.

Desde hace tres años, llevo en silencio (junto a un equipo médico) luchando e intentando poner solución a un problema que apareció inesperadamente: “‘Cuadro clínico de coxartrosis izquierda, por alteración del cartílago de la cadera por constitución desde nacimiento sobrecargada por la práctica de actividad de impacto’”, señaló en una carta que publicó en su cuenta de Instagram el futbolista que disputó los siete partidos como titular del Mundial 2014 que tuvo a la selección argentina como subcampeona del mundo tras perder ante Alemania en la definición.

Además, fue medalla de oro en Beijing 2008, campeón del Mundial Sub 20 del 2005 y participó de dos Copas América en 2011 (cuartos de final) y 2015 (subcampeón). “Dolores fortísimos que me impedían incluso caminar en ocasiones. Reiteradas infiltraciones (exigidas por mí) para competir al máximo nivel. Pero solo tenían un único objetivo: disfrutar de mi pasión, rivalizar y entregar alegría a toda una afición”, agregó.

La carta que escribió Garay
La carta que escribió Garay

“En febrero del 2020, se sumó otra grave lesión de la que me fui recuperando y lo conseguí, hasta tal punto de negociar con varios clubes para mi vuelta. No puedo, siento que estaría engañando a ese club, a los aficionados y a mí mismo”, reconoció sobre la rotura de ligamentos de la rodilla derecha que sufrió hace un año y medio con la camiseta del Valencia.

Durante ese tiempo, Garay sonó en Benfica, Liverpool, Almería y en Newell’s, el club que lo vio nacer. Sin embargo, el tema físico lo empujó al retiro. Se inició con la camiseta del club rosarino en el 2004, pero rápidamente emigró al exterior. Pasó por el Racing de Santander, Real Madrid, Benfica de Portugal, Zenit de Rusia y finalmente recaló en Valencia. Si bien mostró un buen nivel en ese club, terminó quedando en libertad de acción tras sus lesiones. “Debo reconocer que me hubiese gustado y estaba convencido de que mi retirada sería más tarde, pero no pudo ser”, aceptó en el texto que difundió.

Ezequiel Garay con la camiseta del Valencia, su último club (Foto: Reuters)
Ezequiel Garay con la camiseta del Valencia, su último club (Foto: Reuters)

“Empecé mi carrera desde pequeño con honestidad y quiero despedirme de ella de la misma manera. Orgulloso de lo que he hecho hasta el momento, agradecido a cada club del que he formado parte y a la selección argentina. Todos y cada uno de los compañeros con los que he compartido espacio y tiempo, me han hecho más grande, feliz, he aprendido, llorado y reído. Aficiones que me hicieron saber lo que es la emoción, disfrutar junto a ellos”, firmó.

“Hoy empieza una nueva etapa, una nueva vida en la que me acompaña lo imprescindible: la ilusión”, concluyó en el posteo. Garay celebró títulos con la camiseta del Real Madrid, el Benfica de Portugal, el Zenit ruso y también con el Valencia. Además, fue parte del plantel de Newell’s que se consagró campeón del Apertura 2004.

Ezequiel Garay con la camiseta de Newell's (FotoBaires)
Ezequiel Garay con la camiseta de Newell's (FotoBaires)

SEGUIR LEYENDO: