Billy Joe Saunders terminó en el hospital por lesión en el ojo tras pelea contra Canelo Álvarez

El boxeador mexicano le dijo a su entrenador que sospechaba haberle fracturado el pómulo a su contrincante

Su entrenador Mark Tibbs, al ver la seriedad de la lesión, decidió no permitirle en la pelea (Foto: Twitter@DAZNBoxing)
Su entrenador Mark Tibbs, al ver la seriedad de la lesión, decidió no permitirle en la pelea (Foto: Twitter@DAZNBoxing)

Tras la victoria por nocaut técnico de Saúl “Canelo” Álvarez contra Billy Joe Saunders, el británico tuvo que ser trasladado a un hospital debido a una seria lesión en su ojo derecho que le impidió finalizar el encuentro boxístico del pasado 8 de mayo.

El fátidico golpe sucedió en el octavo round, cuando las acciones entre los peleadores parecían emparejarse. Con un estilo más frontal, Saunders logró atraer el ritmo de la pelea a su terreno. La agresividad de Canelo fue relegada por un momento. En su intento por dañar el rostro del Saúl Álvarez, conectó un par de volados fallidos. No obstante, en el segundo de ellos intentó anticipar un gancho por lo que se agachó. El mexicano, tras observar el movimiento, ejecutó un brutal upper que se estrelló sobre su ojo derecho.

El golpe que conectó Canelo provocó que el pómulo del boxeador británico inmediatamente comenzara a inflamarse, por lo que Saunders se alejó hacia las esquinas con la finalidad de ya no recibir más golpes del mexicano.

Posterior al asalto, Saunders fue revisado por su entrenador Mark Tibbs y este, al ver la seriedad de la lesión, decidió no permitirle continuar con el encuentro. Además, para ese momento, el peleador ya no podía abrir el ojo.

Saunders fue trasladado inmediatamente al hospital (Foto: Captura de pantalla / Box Azteca)
Saunders fue trasladado inmediatamente al hospital (Foto: Captura de pantalla / Box Azteca)

Por su parte, Canelo se había dirigido a su esquina y cruzó palabras con Eddy Reynoso “creo que le quebré el pómulo. Ya no va a salir”, le aseguró a su entrenador.

Tras finalizar la pelea y declarar a Álvarez como el vencedor del encuentro, Saunders fue trasladado inmediatamente al hospital. En este sentido, cabe puntualizar que, por protocolo, los boxeadores que pierden por nocaut o sufren heridas muy graves durante la pelea, suelen ser llevados a un nosocomio. Pero en esta ocasión, más allá de la rutina, el promotor Eddie Hern sospechó que también se trataba de una fractura.

No podía ver, hablé con Mark Tibbs y dijo que no podía ver, no lo dejó salir”, señaló Hern. “Creo que Billy peleó muy bien, pero Canelo es bastante fuerte, rompió su cuenca del ojo. Fue muy bueno, muy bueno. Sin embargo, fue una buena pelea de Billy Joe Saunders, vino a ganar”.

El certero golpe acercó a Álvarez un paso más a su objetivo planeado para este 2021. Con la unificación de los títulos de la OMB, CMB, AMB y The Ring, puso fin a las polémicas declaraciones de su rival. Además, está posibilitado para retar a Caleb Plant, propietario de la fajilla de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y aspirar a convertirse en el campeón indiscutible de la categoría de peso supermediano.

De acuerdo con medios de comunicación en el Reino Unido, el boxeador fue trasladado de inmediato a un hospital en la ciudad de Arlington. El diagnóstico fue que, luego del brutal impacto sobre su rostro, Billy Joe Saunders pudo haber padecido la fractura del hueso orbital, el cual podría requerir cirugía.

Saúl "Canelo" Álvarez golpea a Billy Joe Saunders durante la pelea por el título supermediano (Foto: Jerome Miron/USA TODAY)
Saúl "Canelo" Álvarez golpea a Billy Joe Saunders durante la pelea por el título supermediano (Foto: Jerome Miron/USA TODAY)

<b>Una fractura similar</b>

En 2010, el boxeador Antonio Margarito también sufrió la fractura de un hueso orbital en el ojo derecho derivado de la pelea disputa contra Manny Pacquiao.

De acuerdo con “Top Rank”, la compañía responsable de la organización de dicho encuentro, señaló que Margarito estaba internado en un hospital local de dallas.

A pesar de que Pacquiao le señaló al arbitró en varias ocasiones que revisara el estado de salud de su contrincante, pues no se veía en condiciones para continuar con la pelea. El referí decidió que esta finalizara con normalidad.

“Le dije al árbitro que mirase como tenía los ojos y sus cortes”, declaró Pacquiao en la rueda de prensa posterior a la pelea. “No deseaba hacerle un daño permanente. Eso no es el deporte del boxeo”.

Ya en el hospital, los doctores descubrieron la fractura en la cuenca del ojo derecho del mexicano y no le permitieron salir del nosocomio.

*Con información de ESPN y Efe

SEGUIR LEYENDO: