El verdugo de Argentina en el Mundial 2014 contó cuál es el sueño que tiene pendiente con Messi

Mario Götze, autor del gol de Alemania en la final de Brasil, juega ahora para el PSV Eindhoven de Holanda

Mario Götze junto a Lionel Messi
Mario Götze junto a Lionel Messi

Mario Götze supo ser una de las figuras del Borussia Dortmund, del Bayern Múnich y de la selección de Alemania, campeona del Mundial de Brasil 2014, pero una enfermedad lo alejó durante un tiempo de los terrenos de juego y actualmente busca recuperar su mejor nivel en el PSV Eindhoven que marcha segundo en la Eredivisie.

El mediocampista ofensivo que también se desempeña como mediapunta brindó una entrevista al sitio 11Freunde en la que habló sobre su cuenta pendiente como jugador y con la que aún se permite soñar. “Celebrar el fútbol de posesión con este equipo (del Barcelona), junto a Lionel Messi, sería un sueño”, comentó el alemán revelando que su principal objetivo es poder jugar al lado de La Pulga.

Lo más increíble es que el sueño de Messi es ganar un Mundial, único trofeo pendiente en su vitrina, y no lo logró justamente porque Götze anotó para Alemania en la final del Maracaná en el tiempo suplementario. “Quiero volver a jugar la Champions League”, insistió.

Mario Götze es una de las figuras del PSV (Reuters)
Mario Götze es una de las figuras del PSV (Reuters)

El jugador de 27 nunca pudo alzarse con la Orejona, pese a que sí ganó el Mundial de Clubes con el Bayern Múnich, club al que se unió en 2013, luego de perder con el Borussia Dortumnd la final de la Champions. Ahora, en el PSV tiene la oportunidad de volver a jugar el certamen continental si consigue mantenerse segundo, ya que el Ajax ya se adueñó del primer puesto, y por ende del campeonato.

Götze está listo para renovar contrato, que por ahora culmina en 2022, pero advirtió que la única condición que tiene es que el entrenador jefe Roger Schmidt permanezca en cargo: “Si Roger quisiera irse, me preocuparía”. Aunque, un llamado de Ronald Koeman, también podría hacerle cambiar de bando.

El futbolista alemán sufrió un trastorno metabólico, el cual le impidió quemar grasas con normalidad, por lo que comenzó a sufrir constantes lesiones musculares, similar a lo que también padeció el brasileño Ronaldo Nazario. Eso le impidió brillar en el Bayern Múnich y tras volver al Borussia Dortmund en donde pudo recuperarse ahora ha encontrado continuidad en el PSV.

SEGUIR LEYENDO: