Espeluznante recreación del accidente de Romain Grosjean en la Fórmula 1: cómo actuó el HALO para salvar la vida del piloto

Un canal francés realizó una precisa animación para mostrar los detalles del siniestro que las cámaras no llegaron a captar

La escena más dramática de la última temporada de la Fórmula 1 fue, sin lugar a dudas, el grave accidente que sufrió Romain Grosjean en el Gran Premio de Bahrein. Aquel día, el piloto francés perdió el control de su Haas, se despistó e impactó contra el guardarraíl para luego partirse y prenderse fuego. Lo increíble fue que, luego de ese desastre, el galo pudo salir por sus propios medios y tan solo sufrió quemaduras en sus manos or las que debió ser operado.

Pasados dos meses y medio de aquel terrible siniestro, el Canal Plus de Francia ha hecho pública una recreación 3D que intenta develar qué ocurrió exactamente en esos segundos entre los que el auto de Grosjean se fue de la pista y que el francés salió del vehículo en llamas. Las cámaras a bordo se detuvieron una vez que se produjo el impacto, razón por las que no hay imágenes de lo que ocurrió dentro del vehículo.

Lo que deja en claro esta recreación es cómo las medidas de seguridad que se han adoptado en los últimos años en la Fórmula 1 fueron las que salvaron la vida del piloto. Más precisamente, fue el HALO el que evitó la tragedia. El video 3D muestra paso a paso cómo el guardarraíl se dobló a partir de impacto con este dispositivo, algo que evitó el golpe de la cabeza del francés. Es decir, el Halo rompió la barrera y permitió que el vehículo pase por debajo de ella sin causar daños en el cuerpo del galo, que aún estaba en el habitáculo.

El piloto solo sufrió quemaduras en sus manos (REUTERS/Hamad I Mohammed)
El piloto solo sufrió quemaduras en sus manos (REUTERS/Hamad I Mohammed)

Pero, ¿qué es el Halo? Es un dispositivo que tiene la capacidad de resistir el impacto de objetos de gran tamaño -en el caso del impacto del piloto francés contra el guardarraíl- y que puede soportar cargas de hasta 12 toneladas, o sea 12.000 kilos. Fabricado en titanio grado 5, material ultra resistente y utilizado en su mayoría en la industria aeroespacial, este dispositivo tiene forma de letra Y y está anclado delante de la butaca de los conductores, dividiendo la visión de los mismos en dos. Es conocido por su alta resistencia y rigidez en comparación con su peso relativamente bajo. Su implementación modificó el diseño tradicional de la parte frontal de los monoplazas donde se ubican los pilotos.

Los primeros tiempos, muchos corredores se habían mostrado en desacuerdo con la implementación de esta tecnología. Sin embargo, sus excelentes resultados en la práctica los han hecho cambiar de parecer. Incluso al propio Grosjean. “Hace algunos años no estaba a favor del Halo, pero creo que es lo más grande que se ha traído a la Fórmula 1, y sin él no sería capaz de poder hablar con ustedes hoy”, dijo tras su accidente.

Estas imágenes recreadas del accidentes fueron difundidas cuando aún no están disponibles los resultados de la investigación oficial que inició la Fórmula 1. Tras este accidente, Grosjean -que debió ser operado por las quemaduras en sus manos- se quedó sin su plaza en la escudería Haas. En este 2021 correrá en la Indycar estadounidense, a los mandos de un Dale Coyne Racing, indicó hace algunos días en las redes sociales. Participará en las carreras de la categoría salvo en las de circuitos ovalados, como las 500 millas de Indianápolis, la más prestigiosa.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: