Las emotivas lágrimas de Checo Pérez al cruzar la meta: pidió que se aseguraran que su hijo estuviera viendo la carrera

El piloto mexicano hizo historia a los 50 años tras el primer lugar después de 190 carreras en la Fórmula Uno

Sergio Pérez no pudo contener las lágrimas al ver la bandera de primer lugar en el Gran Premio de Sakhir. El piloto mexicano hizo historia a los 30 años y tras 190 carreras en la Fórmula Uno.

La última vez que un mexicano ocupó dicho lugar en el podio fue en 1970, cuando Pedro Rodríguez ganó el Gran Premio de Bélgica.

Luis, asegúrate que Checo (su hijo) esté viendo la carrera”, fueron las primeras palabras del piloto mexicano tras saberse ganador de la carrera.

Desde hace diez años llevo esperando este momento”, explicó ‘Checo’, nacido hace 30 años en Guadalajara, Jalisco.

REUTERS/Bryn Lennon
REUTERS/Bryn Lennon

No sé qué decir. En la primera vuelta (en la que se vio envuelto en un accidente con el holandés Max Verstappen y el monegasco Charles Leclerc) había perdido toda opción, la carrera se había acabado para mí. Pero no desistí. Es increíble haber ganado, no me lo puedo creer”, declaró el bravo piloto tapatío tras firmar su primer triunfo -y el décimo podio- en Fórmula Uno.

El inicio de la carrera en el Circuito Internacional de Baréin fue caótico. Una mala arrancada de Valtteri Bottas (Mercedes) permitió que George Russell tomara el liderato de la carrera. Pero al finlandés también buscaron quitarle la posición Max Verstappen (Red Bull), Charles Leclerc (Ferreri) y Sergio Pérez (Racing Point).

En el intento de ganar la posición, el de Ferrari tocó con su neumático delantero el monoplaza de Racing Point, lo cual sacó a Pérez de la pista y Verstappen trato esquivar el incidente, pero terminó impactándose con el muro de contención igual que Leclerc.

Dicha situación ocasionó que Sergio cayera hasta la última posición, desde donde comenzó su carrera por remontar posiciones (lugar 18).

(Foto: Instagram/schecoperez)
(Foto: Instagram/schecoperez)

Para la vuelta número 57, Checo ya estaba de nuevo entre las primeras cinco posiciones. Posteriormente, superó a su colega Lance Stroll y después a Esteban Ocon, de Renault, para colocarse en la tercera posición.

Después un doble error de Mercedes, hizo que el piloto de Racing Point se pudiera colocar como el líder de la competencia. Fue un accidente del piloto de Williams, Jack Aitken, que ocasionó que en la vuelta 63 apareciera en la pista el auto de seguridad y la escudería alemana llamó a sus piloto a box, pero al cambiar los neumáticos lo hicieron de forma incorrecta y lo que ocasionó que pasaran más tiempo en los pits, situación que colocó como líder al mexicano.

Tras el reinicio de la carrera Russell buscó pelear por la primera posición, pero se le ponchó un neumático que lo dejó sin posibilidades para seguir peleando.

 REUTERS/Bryn Lennon
REUTERS/Bryn Lennon

Tras destacar en las categorías inferiores, el mexicano debutó en F1 en 2011. Lo hizo en Sauber, equipo en el que fue compañero del japonés Kamui Kobayashi. Ese año, con susto incluido en Mónaco, lo cerró con el decimosexto puesto en el Mundial y con el séptimo en Silverstone (Gran Bretaña) como su mejor resultado.

En su segunda campaña, de nuevo con Sauber, sólo tardó dos carreras para entrar en la elite; tras completar una sensacional actuación en la lluviosa Sepang, en la que sólo cedió ante el doble campeón mundial español Fernando Alonso y festejó la segunda plaza en el Gran Premio de Malasia de 2012.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: