Joao Maleck, Gato Ortiz y Renato Ibarra: los jugadores en el fútbol mexicano que han pisado la prisión

Maleck, de 21 años, fue declarado culpable por el delito de homicidio agravado, debido a que protagonizó un accidente automovilístico, donde murió una pareja en Jalisco

(Foto: Cuartoscuro/Especial)
(Foto: Cuartoscuro/Especial)

Joao Maleck, joven futbolista formado en las fuerzas básicas de los clubes Chivas de Guadalajara y Santos Laguna, fue declarado culpable por el delito de homicidio agravado, debido a que en junio de 2019 protagonizó un accidente automovilístico, en donde murió una pareja de recién casados en Zapopan, Jalisco.

La determinación la tomaron los jueces José Luis Álvarez Pulido, Felipe de Jesús Rivera y María Eréndira Mercado Alcántara tras dos días de audiencias donde se recabaron todas las pruebas, testimonios y peritajes. “El fallo fue condenatorio, se tomaron en cuenta las dos agravantes, exceso de velocidad y estado de ebriedad”, detallaron.

De acuerdo con los reportes, Joao manejaba un automóvil en presunto estado de ebriedad en junio de 2019 por las calles de Zapopan y se impactó contra un auto en el cual viajaban dos personas que fallecieron por el golpe. Las víctimas eran un matrimonio que ese fin de semana había contraído nupcias.

Fernanda Peña y Alejandro Castro fue la pareja que murió en el accidente provocado por Maleck. (Foto: Cuartoscuro)
Fernanda Peña y Alejandro Castro fue la pareja que murió en el accidente provocado por Maleck. (Foto: Cuartoscuro)

La sentencia del ex delantero de 21 años se dará a conocer el próximo viernes. Es importante destacar que a esta se le restará el año y cuatro meses que lleva recluido en el penal de Puente Grande, en Jalisco. Asimismo, se le informará sobre el monto económico para la reparación del daño.

Según información del portal Mediotiempo, su pena podría alcanzar los ocho años de prisión, aunque sus abogados, encabezados por Alberto García González, esperan que la sentencia no pase los cuatro años, además de la reparación del daño por la vía económica.

Aunque el caso de Maleck es de suma relevancia para el fútbol mexicano, debido a la magnitud de las consecuencias que tuvo, no ha sido el único jugador profesional en pisar la cárcel. Uno de los casos más relevantes fue el del ex portero de Rayados de Monterrey, Omar “El Gato” Ortiz.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Ortiz fue sentenciado a una condena de 75 años de cárcel por haber secuestrado a al menos tres personas en el 2012, cuando cumplía una suspensión de las canchas por resultar positivo a una prueba antidopaje. Además, las autoridades de Nuevo León dieron a conocer que era miembro de una banda delictiva relacionada con el Cártel del Golfo.

Fue señalado por la Agencia Estatal de Investigaciones como el encargado de proporcionar información a la banda sobre las víctimas y por recibir hasta 100,000 pesos por cada rescate. Entre algunas de las personas que resultaron secuestradas por los criminales se encontraban una menor de edad y el esposo de la cantante Gloria Trevi.

Otro caso representativo es el de Renato Ibarra, ex jugador del América, quien fue acusado por su pareja, Lucely Chalá, de haberla golpeado en marzo de este año. Debido a eso, el mediocampista fue trasladado al Reclusorio Oriente acusado de “violencia familiar y tentativa de feminicidio”.

Foto de archivo de Renato Ibarra celebrando un gol con América durante la final del torneo Apertura 2019 ante Monterrey. Estadio Azteca, Ciudad de México. 29 de diciembre de 2019.
REUTERS/Henry Romero
Foto de archivo de Renato Ibarra celebrando un gol con América durante la final del torneo Apertura 2019 ante Monterrey. Estadio Azteca, Ciudad de México. 29 de diciembre de 2019. REUTERS/Henry Romero

A pesar de ello, Ibarra no tuvo una condena en prisión e incluso se le retiraron los cargos en su contra, pues Chalá se retractó de sus declaraciones. “No me agredió físicamente. No me acuerdo haber dicho eso en la entrevista que me hicieron”, dijo en un video publicado por el periodista Carlos Jiménez.

De acuerdo con ESPN, Ibarra sólo fue vinculado a proceso por violencia familiar y prometió pagar para resarcir el daño. Las condiciones fueron pagar un departamento de ocho millones de pesos, una pensión, mantenerse alejado de la demandante, tomar cursos de perspectiva de género sin posibilidad de salir del país y durante seis mes tendría que ir a firmar al Reclusorio Oriente.

Un caso más fue el de Ramón Ramírez, quien en el 2001, cuando militaba en los Tigres UANL, se vio inmerso en un accidente automovilístico, en el cual murieron cuatro personas, pues chocó su camioneta cuando manejaba a exceso de velocidad. Si bien estuvo detenido, logró salir bajo fianza.

Otro ejemplo relevante es el de Alejandro Molina, ex jugador del Necaxa. En 2015, él y su compañero Luis Gorocito acudieron a una fiesta en donde golpearon a un joven, quien días después murió por las lesiones que le provocaron. Ambos futbolistas estuvieron en prisión cuatro y cinco años, respectivamente. Si bien la Fiscalía solicitó una pena de 40 años, cada uno pagó una fianza cercana al millón de dólares.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

Caso Joao Maleck: el ex futbolista del Sevilla y Santos Laguna fue declarado culpable por la muerte de una pareja de recién casados

El ex portero mexicano Omar “El Gato” Ortiz pasará 75 años en la carcel por tres secuestros

Qué ha sido de Renato Ibarra, jugador del América que fue acusado de tentativa de feminicidio

MAS NOTICIAS