Tras las denuncias de racismo en el clásico de Francia, Neymar y Álvaro González no serán sancionados: las razones de la polémica

En el clásico entre el PSG y el Olympique de Marsella hubo cinco expulsados. Por su parte, esta semana comenzará a regir la suspensión de Ángel Di María por haber escupido a un rival

Agresión de Neymar en el clásico de Francia y expulsión

Ni Neymar ni Álvaro González, acusados de haber proferido insultos discriminatorios en el clásico de la Ligue 1 del pasado 13 de septiembre, fueron finalmente castigados por la Comisión de Disciplina, anunció este miércoles la Liga de Fútbol Profesional francesa (LFP).

El brasileño del París Saint-Germain (PSG) estaba acusado de haber pronunciado insultos homófobos y racistas contra el español del Olympique de Marsella y contra el japonés Hiroki Sakai, pero la Comisión de Disciplina constató una “ausencia de fiabilidad” del informe, así con una falta de “correlación” entre las declaraciones de los dos jugadores y las conclusiones del informe, según el presidente de la Comisión, Sébastien Deneux.

El brasileño de 28 años tuvo un duelo personal con Álvaro Gonzalez, a quien acusó de haberlo insultado en el primer tiempo del partido. Fue allí cuando el delantero enfureció contra los árbitros y pidió que echen del campo a su rival por haber pronunciado un comentario racista que los micrófonos no pudieron tomar. En el complemento, cuando el juego llegaba a su fin, el ex Barcelona golpeó en la cabeza al español y ahí fue expulsado por el árbitro, tras ver la imagen en el VAR.

“Que el VAR capte mi ‘agresión’ es fácil, ahora quiero ver la imagen del racista llamándome mono hijo de puta... eso quiero ver”, escribió en su cuenta oficial el goleador, quien sí fue sancionado con dos fechas por esta agresión. Luego, varios versiones indicaban que él también había hecho comentarios homofóbicos y discriminatorios durante el encuentro, por lo que la Ligue 1 tuvo que apoyarse en las cámaras de televisión para comprobarlo.

Al parecer, los especialistas no pudieron detectar ningún comentario fuera de lugar, por lo que optaron por no castigar a ninguno de los dos, pese a las denuncias cruzadas que existieron estas últimas semanas.

Uno de los videos en donde se veían insultos de Neymar

De esta manera, tras el escandaloso clásico que acabó con cinco expulsados, quien recibió la pena más dura fue Layvin Kurzawa, del PSG, quien deberá estar seis partidos fuera de las canchas por haber atacado con golpes de puño a Jordan Amaví, del Olympique de Marsella, quien a su vez recibió tres fechas de sanción por su violenta reacción. Además, Neymar Paredes, quienes también atacaron con golpes a sus rivales, recibieron dos fechas.

El que también tuvo una jornada de castigo fue Darío Benedetto, delantero que vio la roja producto de una doble amonestación tras un cruce con Paredes sobre el final del juego.

Por último, Ángel Di María fue el único que recibió una suspensión a pesar de no haber recibido una tarjeta roja durante el duelo. Al argentino le tocarán cuatro jornadas luego de haberle lanzado un escupitajo a Álvaro González en el primer tiempo según dispuso la Comisión Disciplinaria de la Liga Francesa, que comenzarán a correr a partir de esta semana, por lo que no estará este viernes ante el Angers y también se perderá los encuentros correspondientes a la Ligue 1 ante el Nimes, el Dijon y el Nantes.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El entrenador del PSG estalló contra Neymar: “Jugó como si fuese parte de un equipo de relevos, necesito que sea un líder”

Polémica en España por la deuda millonaria de Neymar con la Hacienda

MAS NOTICIAS