Escándalo en Australia: dos futbolistas rompieron la cuarentena, se embriagaron y manejaron por la ruta un carro de golf robado

Tim Payne fue arrestado en Sydney el martes junto a su compañero Oliver Sail. Luego, publicó un video disculpándose por su comportamiento

Dos jugadores del Wellington Phoenix fueron demorados por la policía  (IG: @wellingtonphoenix)
Dos jugadores del Wellington Phoenix fueron demorados por la policía (IG: @wellingtonphoenix)

El mundo está tomando medidas para detener la propagación del nuevo coronavirus que este jueves ya ha infectado a más de 500 mil personas y matado a más de 23 mil. En algunos países, como Italia, España o Argentina, se ha decretado el aislamiento total de la población, aunque en otros, como en Estados Unidos o Australia, las medidas aún no son tan extremas.

En la nación oceánica es obligatoria la cuarentena para toda persona que regrese del exterior, además se han cerrado los lugares no esenciales para la vida diaria y se han suspendido todo tipo de actividades multitudinarias, como el fútbol, por lo que gran parte de los futbolistas deben seguir entrenando por su cuenta, bajo las órdenes de los preparadores físicos y siguiendo las normas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin embargo, algunos profesionales han olvidado que la suspensión de la A Ligue no es sinónimo de vacaciones y han protagonizado un escándalo. Es el caso de Tim Payne, quien junto a su compañero Oliver Sail, fue arrestado durante la madrugada de este martes por conducir un carrito de golf robado en estado de ebriedad.

Los jugadores del Wellington Phoenix, club que marcha tercero en el certamen, fueron detenidos por la policía en Wakehurst Parkway, en las playas del norte de Sydney, y podrían además ser sancionados por el club, que emitió un comunicado al respecto negando la situación.

En Australia se ha ordenado el cierre de lugares no esenciales para la vida diaria (Reuters)
En Australia se ha ordenado el cierre de lugares no esenciales para la vida diaria (Reuters)

“A pesar de los informes en sentido contrario, las investigaciones iniciales han encontrado que Tim Payne no fue arrestado durante el incidente y que ningún miembro del público estuvo involucrado”, señala la institución que agrega: “El Wellington Phoenix está tomando el asunto muy en serio y continúa sus investigaciones. El club emitirá una nueva declaración una vez que se complete su investigación”.

Lo cierto es que el Daily Telegraph tuvo acceso directo al informe policial en el que se constató que Payne dio positivo en el test de alcoholemia y que el carrito de golf ya fue devuelto a la academia en perfectas condiciones.

Además, el futbolista neozelandés de 26 años publicó en sus redes sociales (que ahora están en modo privado) un video disculpándose por lo sucedido: “Asumo toda la responsabilidad por mis acciones y por lo que se desarrolló esa noche. He decepcionado a muchas personas, incluido mi compañero, mi familia, el club en general y personas como Uffie (entrenador Ufuk Talay), quien me ha dado una oportunidad esta temporada. Estoy increíblemente avergonzado y lamento haber decepcionado a tanta gente”. Ahora, Payne deberá comparecer ante un tribunal en Sydney en junio, acusado de conducir bajo el efecto de bebidas alcohólicas.

El Wellington Phoenix ha decidido realizar una cuarentena en su centro de entrenamiento, para tener así control de sus jugadores y evitar que pierdan estado físico, a la espera del regreso de la actividad.

En Australia, los infectados por coronavirus son más de 2.600 y ya han muerto 12 personas, sin embargo, el fútbol tardó en detenerse y fue una de las últimas ligas del mundo que se suspendió. Fue recién esta semana que se decidió iniciar un parate hasta el 11 de abril, cuando habrá una reunión de dirigentes para ver si ya será posible reiniciar el corongrama.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El mítico Maracaná podría transformarse en un “hospital de campaña” por la crisis de coronavirus en Brasil

Detuvieron a la estrella de UFC Jon Jones: estaba manejando en estado de ebriedad y tenía un arma de fuego

El gran gesto de Bielsa y sus jugadores: ofrecieron una reducción salarial para que puedan cobrar los empleados del Leeds

MAS NOTICIAS