Xavi Hernández dio un paso adelante en su carrera deportiva. Después de conseguir la gloria como futbolista, al levantar títulos internacionales tanto con el Barcelona como con España, llegó el momento de probar su talento en el banquillo, en donde hizo su debut en la Champions League asiática con el Al-Sadd.

El partido de ida de los octavos de final acabó en empate (1-1) y el protagonismo se lo llevó el ex mediocampista, que acabó el duelo con evidentes gestos de malestar y descontento tras el resultado.

A los 92 minutos, su equipo podría haber cambiado la historia después de una polémica jugada que se produjo en el área del Al-Duhail y por la que estalló el catalán.

El ex Barcelona mostró su carácter como entrenador
El ex Barcelona mostró su carácter como entrenador

El conjunto de Xavi Hernández comenzó con el pie derecho a los 30 minutos después del gol que convirtió Akram Afif, una de las jóvenes promesas que tiene el español entre sus filas. Pero un cuarto de hora más tarde iba a llegar el tanto de la igualdad de Yousef Al-Masakni.

El segundo tiempo transcurrió con normalidad hasta que se produjo la última jugada del encuentro en la que Salem Al-Hajri quiso asistir a su compañero con un cabezazo al área y el balón rebotó en entre el pecho y el brazo de Bassam Al-Rawi.

Mientras que la mayoría de los futbolistas del Al-Sadd se fueron sobre el árbitro, el ex mediocampista del Barcelona no podía entender por qué no se cobró el penal. A partir de allí se descontroló, insultó claramente al árbitro asiático y pateó una botella de plástico que estaba en el césped con la mala fortuna que su zapatilla terminó por los aires.

Posteriormente le recriminó con euforia la jugada al árbitro asistente. Finalmente, la pena máxima no se cobró y el enfrentamiento terminó igualado.

Xavi se quedó por la última jugada del partido que podría haber terminado en penal
Xavi se quedó por la última jugada del partido que podría haber terminado en penal

A pesar de la última jugada de aquel duelo, el empate le sirve más a los dirigidos por Xavi Hernández que al rival ya que el próximo martes 13 de agosto el Al Sadd será local en el partido de vuelta por los octavos de final de la Liga de Campeones AFC.

En rueda de prensa, el entrenador de 39 años aseguró estar "satisfecho" con el rendimiento de sus jugadores. "El resultado no es malo ya que hemos marcado fuera de casa. Hemos jugado un partido intenso y los jugadores han estado fantásticos".

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: