El Bayern de Munich, con un gran fútbol de ataque, venció 3-1 al Real Madrid en el partido amistoso del torneo de verano de la International Champions Cup que disputaron esta noche en el NRG Stadium de Houston.

El debut del equipo español no dejó las mejores sensaciones para el técnico francés Zinedine Zidane, que careció de contundencia en ataque y estuvo aun peor en defensa, sin que en el medio centro tampoco tuviese criterio y impusiese el control del balón.

En el equipo titular del Real Madrid debutó su fichaje estrella del verano, el delantero belga Eden Hazard, que estuvo desaparecido y sin generar ningún tipo de peligro con su fútbol hasta que fue sustituido en la segunda parte.

En el minuto 15 de la primera parte llegó el 1-0, obra del francés Corentin Tolliso. El Bayern hizo méritos para irse con más ventaja al descanso pero la consiguió en el 67 por medio del polaco Robert Lewandowski, que de nuevo superó a su marcador dentro del área del Real Madrid.

El Real Madrid se medirá el martes ante el Arsenal (AFP)
El Real Madrid se medirá el martes ante el Arsenal (AFP)

Inmediatamente después, llegó el 3-0, en esta ocasión por medio de Serge Gnabry, quien  con un potente disparó de pierna derecha batió a Navas, que había reemplazado a Courtois.

El partido ya estaba sentenciado, pero Zidane comenzó con los cambios para darle lugar a los jóvenes valores como el japonés Kubo y el brasileño Rodrygo, quien a los 84 minutos, de tiro libre, festejó el 1-3. Antes había generado también la expulsión del arquero alemán Sven Ulreich.

Pero eso fue todo lo que pudo demostrar el nuevo Real Madrid, que estuvo muy pobre en todas las facetas del juego, con la esperanza de las buenas maneras que mostraron los jóvenes valores, incluido Vinicius Junior.

Mientras, el Bayern Múnich, que dirige el croata Niko Kovac, hizo nueve cambios, mostró mucho más fútbol y preparación que el Real Madrid y además tuvo siempre mejor definición ante el gol en un partido que fue histórico para el Real Madrid, al ser el primero que disputaba en Houston y al que asistió su presidente Florentino Pérez.

El próximo partido del cuadro español será el que dispute el martes en el FedEx Field, de Landover (Maryland), frente al Arsenal inglés, también dentro del mismo torneo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Con información de EFE