(Video: Twitter)

Un enternecedor momento se vivió en el partido amistoso entre Seattle Sounders y Borussia Dortmund en el Estadio Century Link Field, cuando el pequeño aficionado Bheem Goyal, de ocho años de edad, debutó como el portero titular del primer equipo.

Goyal padece leucemia y la acción que hizo Seattle Sounders se trató de un homenaje para motivar al chico que ha enfrentado esta enfermedad desde hace ocho meses a través de un proceso que consiste en intensas quimioterapias.

La leucemia es un tipo de cáncer en la sangre y consiste en la sobreproducción de glóbulos blancos en la misma. Baheem padece el tipo de leucemia linfocítica aguda, la cual se desarrolla más rápido y afecta a niños de edades entre tres y siete años. 

De acuerdo con el portal especializado en salud, Medlineplus, esta enfermedad puede ser tratada con base en quimioterapias en una primera fase, mientras que para la segunda fase se puede realizar un trasplante de células madre o médula ósea, el cual, según especialistas, representa expectativas positivas en el caso de los niños.

Seattle Sounders le dio oportunidad al niño de jugar como portero en los primeros segundo de un partido contra Broussia Dortmund. (Foto: Twitter)
Seattle Sounders le dio oportunidad al niño de jugar como portero en los primeros segundo de un partido contra Broussia Dortmund. (Foto: Twitter)

Desde el diagnóstico de su padecimiento, Goyal ha evolucionado tan favorablemente que incluso en abril pasado fue a probar sus habilidades a las fuerzas básicas del equipo de sus amores y desde entonces es parte del equipo en la categoría Sub 9.

De acuerdo con su padre, "Bheem habla de su futura carrera como Sounder todo el tiempo y aún declara que el Campeonato MLS 2016 es el mejor momento de su vida".

Cabe mencionar que la victoria en ese torneo por parte de los Sounders no fue significativa únicamente para Goyal, pues se trató del primer campeonato que el equipo de Seattle obtuvo en la MLS, en donde superó a Toronto FC, en el cual jugaban estrellas como Sebastian Giovinco, Michael Bradley y Jozy Altidore, uno de los máximos goleadores en la historia de la liga.

El pequeño fanático firmó como refuerzo de Seattle Sounders gracias a la Fundación Make-A-Wish con la que el equipo de fútbol estadounidense llegó a un acuerdo para convertir en realidad su sueño. De hecho, el chico jugó con el número 15, el cual no usa ningún otro jugador, e incluso se encuentra registrado en la página oficial del primer equipo.

Bheem Goyal se cambió en el vestidor del estadio, comió con los jugadores y convivió con su ídolo Stefan Frei. (Foto: Twitter)
Bheem Goyal se cambió en el vestidor del estadio, comió con los jugadores y convivió con su ídolo Stefan Frei. (Foto: Twitter)

Make-A-Wish es una ONG que contribuye a la resiliencia de los niños enfermos de gravedad y sus familias a partir del fomento de "su capacidad de ilusionarse". Por lo tanto, cualquier inyección de felicidad, aseguran, puede generar una "reacción positiva en sus sistemas de respuesta ante la enfermedad".

Aunque su participación en el campo fue breve, Goyal recibió el balón en su área y después dio un sólido pase a la defensa para posteriormente ser sustituido por el guardameta titular Bryan Meredith.

A pesar de los pocos segundos que estuvo en el terreno de juego, su estadía como jugador no fue breve, pues también participó en otras actividades del equipo como comer junto a los jugadores, cambiarse dentro del vestuario y realizar parte de la sesión de entrenamiento con los porteros.

También convivió durante esa jornada con el portero Stefan Frei, quien dijo haber pasado un buen rato a su lado. "El deporte te da cierta perspectiva. Te permite desaparecer de tu propio mundo y olvidarte de tus preocupaciones", señaló el futbolista.

El chico convivió con sus compañeros e incluso estuvo en la sesión de calentamiento. (Foto: Twitter)
El chico convivió con sus compañeros e incluso estuvo en la sesión de calentamiento. (Foto: Twitter)

En el mundo del fútbol ha habido otros esfuerzos por restablecer el ánimo de niños con alguna enfermedad. En el mes de mayo, la revista española Panenka realizó una campaña a través de la cual invitaba a que se utilizaran las playeras oficiales de los equipos de fútbol como batas para niños internos en hospitales.

La idea de esta campaña era ofrecer un aliciente para que los pequeños, por medio del uso de la imagen de sus equipos, lograran un empoderamiento que les hiciera más llevadera su enfermedad e incluso los impulsara a una mejor recuperación.