Mauricio Pochettino está en boca del mundo. No es para menos, su equipo, el Tottenham de Inglaterra, se clasificó a la final de la Champions League tras una épica remontada ante el Ajax en Holanda. Aunque perdía 2 a 0, lo ganó 3 a 2 en el último segundo de la serie y logró la histórica clasificación gracias a los goles de visitante (en la ida había caído por 1 a 0).

A partir de boom mediático del DT argentino, quien semanas atrás estuvo ligado al banco del Real Madrid y siempre está en consideración para que asuma en la selección argentina, se viralizó uno de sus particulares métodos de motivación: el día que hizo caminar a sus jugadores sobre brasas calientes.

Pochettino realizó este atípico ritual en julio de 2013 cuando dirigía al Southampton. Su objetivo fue bendecir y unificar al grupo, mientras llevaban a cabo la pretemporada en España. En ese entonces, la meta del equipo era mantenerse en la máxima categoría del fútbol inglés, situación que finalmente logró.

Mauricio Pochettino, desbordado de alegría por la épica remontada ante el Ajax que le dio al Tottenham el pase a la final de la Champions League (REUTERS)
Mauricio Pochettino, desbordado de alegría por la épica remontada ante el Ajax que le dio al Tottenham el pase a la final de la Champions League (REUTERS)

El "método Pochettino" y cómo convirtió al Tottenham en una potencia es de lo que se habla hoy por hoy en Europa. Con un estilo y una filosofía de juego intensa, incisiva, atractiva y dinámica, el estratega argentino instaló al cuadro londinense en el podio del fútbol inglés y lo clasificó a su primera final de la Champions League de la historia.

La gestión de Pochettino, basada en la meritocracia de jugadores versátiles, talentosos y sacrificados que se adaptan a su sistema, permitió al Tottenham finalizar las obras de remodelación para el nuevo White Hart Lane, que mejorará notablemente sus ingresos. Además, atrajo dos grandes contratos a nivel patrocinio: USD 32 millones anuales de Nike y otros 20 millones de AIA, el principal sponsor del equipo. A nivel estructural, ya no es el mismo club de hace 15 años. Tampoco a nivel deportivo. Los resultadistas dirán con mucha razón que no ha levantado ningún trofeo, pero… ¿Quién hubiera pensado hace cinco temporadas que los Spurs eran capaces de instalarse en el podio del fútbol inglés cada año y acceder a una final de 'Champions' cargándose al City de Guardiola en cuartos y al Ajax 'sensación' en semis?

MÁS SOBRE ESTE TEMA: