Las palabras de Luis Suárez, cargadas de bronca

La impensada hazaña del Liverpool, que venció 4-0 al Barcelona y accedió a la final de la Champions League luego de haber perdido 3-0 la ida en el Camp Nou, dejó profundas heridas en el vestuario blaugrana. Luis Suárez ofició de vocero de esa bronca. "Es hora de hacer mucha autocrítica grupal, otra vez sucedieron cosas que no nos pueden suceder en Barcelona, estando en la élite, en Barcelona, no podemos cometer los errores que cometimos", subrayó, sin tapujos.

El delantero, de 32 años, no tuvo temor en hacer público su pensamiento, como uno de los referentes de la plantilla que conduce Ernesto Valverde. "Hay que pedir perdón por la actitud, no fuimos un equipo. A nuestras familias, a nuestros hijos, a nuestro público. A ellos hay que pedirles perdón", insistió "Lucho".

El uruguayo protagonizó una de las jugadas claves del encuentro. A los 5 minutos de la segunda parte, recibió una precisa habilitación de Messi y, cara a cara con el arquero, definió. Pero se topó con la estirada de Alisson, que ahogó su grito. Instantes después, llegaron los goles de Wijnaldum, el tercero y el cuarto de Liverpool, dos golpes de los que el Barcelona no logró reponerse.

"Liverpool estuvo con un pensamiento, una actitud, sabiendo que la afición iba a empujar, pero la gente no hace los goles. Ellos creyeron en sus posibilidades, marcaron un gol rápido, en el segundo tiempo salieron con convicción y nos hicieron dos goles en 30 segundos por errores nuestros", señaló Suárez, y hasta en su análisis mostró su fastidio con lo exhibido por el Barça en Anfield.

Hay una frase del delantero que quedó resonando en el vestuario de Barcelona. "El cuarto gol que nos hacen parece de juveniles", soltó, con frustración. "Hay que entender todas las críticas que van a llover. Estamos muy tristes, dolidos. Toca hacer autocrítica, ponerle el pecho a las balas", agregó.

Por último, le dedicó un párrafo al Liverpool, camiseta que supo defender entre 2011 y 2014. "Sabíamos que con un gol podíamos clasificar, pero hay virtud del rival en cómo defendió, después del tercer o cuarto gol no creamos muchas posibilidades, porque defendieron bien y hay que felicitarlos", concluyó.

Tuvo una chance clara en el segundo tiempo, pero la contuvo Alisson (Foto Reuters/Carl Recine)
Tuvo una chance clara en el segundo tiempo, pero la contuvo Alisson (Foto Reuters/Carl Recine)

El presidente, en llamas

Josep María Batomeu, titular del Barça, también exteriorizó su desilusión por la sorprendente actuación de Barcelona, que lo dejó sin final de Champions. "Es otro palo, como el año pasado en Roma y esta vez en Liverpool. Me sabe muy mal por los aficionados que han venido aquí y el resto de culés", señaló.

"No hay explicaciones. Habrá tiempo para reflexionar pero es difícil explicar lo que ha pasado. Ya lo hablaremos internamente y habrá tiempo para analizarlo pero ahora tenemos una final de Copa para levantar el ánimo. Estamos muy calientes", se sinceró. La final que señala es la de la Copa del Rey, que enfrentará al elenco que capitanea Lionel Messi con el Valencia el próximo 25 de mayo. Allí, Barcelona podrá sumarle una estrella a la Liga de España que ganó recientemente. Y, de esa manera, el plantel buscará quitarse el mal sabor que le dejó la caída contra el Liverpool.

La reacción de “Lucho”, cuando se consumó la dura derrota (Foto: Reuters/Carl Recine)
La reacción de “Lucho”, cuando se consumó la dura derrota (Foto: Reuters/Carl Recine)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: