Un desafortunado episodio tuvo lugar en el campeonato femenino sub-17 de la UEFA durante el partido en el que se enfrentaron la selección de Suiza y la de Rusia en Stara Pazova, Serbia. Lágrimas y expulsiones fueron las consecuencias de la salvaje pelea que se llevó a cabo a los 52 minutos del partido.

La victoria del combinado suizo por 4-2 quedó en un segundo plano después de la lamentable actuación que protagonizaron las capitanas de las respectivas selecciones: Ella Ljustina y Zhoze-Diana Pamen Tchato.

Transcurrían 12 minutos del segundo tiempo. Las helvéticas se imponían por 2 a 0 en el marcador con goles de Ardita Iseni y Anastasiia Kulakova cuando se desencadenó la pelea tras una provocación.

La suiza golpea a su rival por la espalda
La suiza golpea a su rival por la espalda

En las imágenes se puede ver cómo la suiza agarró la pelota cuando la árbitra marcó una falta en mitad de cancha para el equipo contrario. Al ver que estaba haciendo tiempo, la rusa intentó quitarle el balón por detrás para ponerlo rápidamente en juego.

Un accionar que molestó a Ljustina que le respondió con un duro puntapié por detrás a la pierna. Tchato, decidida y sin pensarlo, se dio vuelta y golpeó con el puño derecho el rostro de su rival, quien le contestó de la misma manera.

Por unos instantes hubo corridas en el Centro deportivo de la Asociación de Fútbol de Serbia, hasta que finalmente la jueza decidió expulsar a ambas jugadoras. Las cámaras capturaron el momento en el que la delantera helvética abandonaba la cancha entre lágrimas, mientras que su entrenadora le pedía que le entregue la cinta a su compañera.

La rusa golpeó a su rival en la cara
La rusa golpeó a su rival en la cara

El triunfo del seleccionado femenino suizo por 4-2 las colocó segundas en el Grupo B con seis puntos, uno por debajo de las líderes Holanda. Con la derrota, las rusas, en cambio, se mantienen últimas en la zona sin unidades, por detrás del combinado serbio.

Alemania domina la competencia europea desde su creación en 2007. En los últimos cinco años, las germánicas se quedaron con las finales de 2014, de 2016 y de 2017. Mientras que las españolas lo consiguieron en los otros dos (2015 y 2018); hoy, ambas selecciones son las favoritas del certamen.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: