McGregor pagó una fianza de USD 12.500 para recuperar su libertad (Foto: thenotoriousmma)
McGregor pagó una fianza de USD 12.500 para recuperar su libertad (Foto: thenotoriousmma)

Conor McGregor pagó una fianza de USD 12 mil 500 para que la policía de Miami no lo metiera a la cárcel.

El peleador irlandés fue acusado de robo y conducta criminal luego de que el pasado lunes le arrebató su teléfono celular a un fanático que le había tomado un par de fotografías afuera del hotel Fontainebleu, en Miami Beach.

Según los reportes, McGregor le dio un manotazo al teléfono que sostenía el seguidor y luego lo pisó varias veces. La policía dijo que el luchador de la UFC recogió el teléfono y se fue con él.

Video del momento en que el luchador salió libre (Crédito: EuroNews)

De acuerdo con lo que dijo la víctima de la agresión a los investigadores, el teléfono sustraído tenía un valor de 1.000 dólares. Los oficiales detuvieron al irlandés a pesar de que este opuso resistencia y se negó a ser trasladado.

Finalmente, lo llevaron al Centro Correccional Turner Guilford Knight, en el condado de Miami-Dade.

En un comunicado, el abogado de McGregor habló sobre el incidente. "La noche del lunes, Conor McGregor estuvo involucrado en un altercado menor por un teléfono celular que derivó en una llamada a las autoridades. El señor McGregor aprecia la respuesta de la fuerza de la ley y promete toda su cooperación", decía el comunicado.

"La paciencia es una virtud en la que continúo trabajando. Amo mucho a mis fans. Gracias a todos", escribió el luchador en su cuenta de Instagram.

El reporte del arresto (Crédito: @MiamiBeachPD)
El reporte del arresto (Crédito: @MiamiBeachPD)

No es la primera vez que el peleador es detenido en Estados Unidos. La anterior ocurrió en abril de 2018, cuando fue acusado de atacar en Brooklyn a dos luchadores de UFC que viajaban en un autobús luego de un evento de artes marciales mixtas.

Aquella vez enfrentó tres cargos de agresión y uno de vandalismo, además de que debió abonar una fianza de 50.000 dólares para salir en libertad. A su vez, la juez encargada del caso emitió una orden de protección para los peleadores Michael Chiesa y Ray Borg, quienes salieron heridos en el incidente causado por The Notorius y no pudieron participar en un evento de la UFC.

Debido a ese escándalo, Conor cumplió con las horas de servicio comunitario que la ciudad de Nueva York le había exigido. Según le indicó su abogado Bruce Maffeo al New York Post, McGregor asistió a dos iglesias de Brooklyn para realizar trabajos de mantenimiento.