José Mourinho se llevó un triunfo clave con el Manchester United ante la Juventus por 2 a 1 en la cuarta jornada de la Champions League y tras obtener la victoria saltó al campo de juego para provocar a la afición.

El entrenador portugués se colocó una mano detrás de su oído pidiendo que sigan gritando en su contra, mientras su equipo se llevaba los tres puntos de Turín, gracias  a haber marcado dos goles en los últimos minutos.

En diálogo con Sky Sports, reconoció que su reacción no fue la mejor, pero remarcó: "Me insultaron durante los 90 minutos y vine aquí para hacer mi trabajo, nada más. No ofendí a nadie, solo hice el gesto que quería escuchar algo más (referido a los insultos)".

El gesto de José Mourinho (Reuters)
El gesto de José Mourinho (Reuters)

"Si hubiera estado frío no lo habría hecho, pero solo vine para hacer mi trabajo y la gente insultando a mi familia y a la interista, eso no es bueno y reaccioné de esa manera", agregó.

Ya en conferencia de prensa una periodista le consultó también por su provocador gesto: "¿Sabes como me llamaron durante 94 minutos?. ¿Y la falta de respeto es mi gesto?", contestó Mourinho enfadado e insistió: "Una ofensa es lo que ellos (los fans de las Juventus) me hicieron a mi. Eso es una ofensa".

Con la victoria del miércoles, el Manchester United suma 7 puntos en el Grupo H y se ubica segundo por detrás de la Juventus, que lídera con 9. Por detrás quedaron el Valencia, con 5, y el Young Boys con apenas 1 unidad y sin posibilidades de acceder a la siguiente fase.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: