El mítico ex boxeador estadounidense Mike Tyson fue testigo del escándalo que se produjo tras la sumisión del ruso Khabib Nurmagomedov sobre Conor McGregor, cuando el escenario, y sus alrededores, se transformaron en un campo de batalla popular.

El múltiple campeón de 52 años dejó un mensaje en sus redes sociales acerca del penoso episodio que se vivió en el T-Mobile Arena de Las Vegas (Nevada) y recordó un momento histórico del deporte que él mismo protagonizó.

"Viendo la pelea, es inimaginable. Nunca pensé que pudiera pasar algo así. Más loco que mi pelea descontrolada", consideró Tyson, haciendo referencia a la revancha contra el oriundo de Alabama en la que le arrancó un pedazo del cartílago de la oreja en el tercer round, lo que derivó en una descalificación y una suspensión de un año y medio.

Aquel hito del boxeo mundial, que sucedió en el MGM de la misma ciudad, cumplió poco más de 21 años de historia. El 6 de octubre del 2018 será otra fecha que pasará a los libros después de vergonzosa reacción del daguestaní, que tras vencer al irlandés saltó del octágono y comenzó a lanzar puños y patadas. Conor McGregor, en tanto, repartió golpes en el ring contra unos aficionados que ingresaron para atacarlo.

El ruso ganó por sumisión
El ruso ganó por sumisión

McGregor abandonó el ring abucheado, su rival fue despedido con lanzamiento de objetos por parte de los aficionados y el jefe de la UFC, Dana White, se negó a entregarle el cinturón a Khabib por miedo a provocar más altercados en medio de una trifulca generalizada. Además señaló que el cheque del ruso ha sido retenido mientras estudian los acontecimientos.

El presentador declaró ganador al invicto después de que los peleadores hubieran abandonado minutos antes el ring. La seguridad tuvo que escoltarlos a ambos fuera de la arena. Poco después, White declaró que McGregor rechazó presentar cargos y todos los miembros del equipo de Khabib fueron puestos en libertad.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: