Andy Murray está realizando una gira por China para comenzar a cerrar su temporada 2019 y en este marco fue homenajeado en la ciudad de Shenzhen por la importancia que significa su participación en el Abierto.

El británico de 31 años, que arrastra una larga inactividad por lesión que derrumbó su puesto en el ranking ATP hasta el 311, recibió la plaqueta y se colocó para una sesión de fotos. Sin embargo, la misma se desprendió y cayó al suelo. "Woops", escribió en Instagram el ex número 1 del mundo.

Con respecto a su recuperación, sostuvo: "Estoy probablemente 85 por ciento, 90 por ciento. Eso es desde una perspectiva física ", e insistió: "Creo que necesito partidos y torneos y también más tiempo de entrenamiento donde me siento bien para poder practicar mucho en la cancha.

Murray jugará el Abierto de Shenzhen  y luego en Beijing, para completar una temporada con poca actividad: "Para mí este año ha sido mucho comenzar, practicar, jugar un par de torneos y luego parar, descansar y rehabilitarse".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: