La derrota del alemán Alexander Zverev, número 3 del mundo, a manos del letón Ernest Gulbis (139) en Wimbledon por 7-6 (2), 4-6, 5-7, 6-3 y 6-0 fue una de las sorpresas de torneo. El joven de 21 años tuvo un mal partido tanto dentro, como fuera de la cancha, después de haber humillado al juez de línea con un desafortunado comentario.

Zverev sumó así un nuevo fracaso que hace mella en su historial en el Grand Slam, donde todavía no ha pasado de los cuartos de final. Esta temporada ha caído en tercera ronda del Abierto de Australia ante el coreano Hyeon Chung, y en los cuartos de Roland Garros, contra el austríaco Dominic Thiem.

Zverev no pudo con Gulbis
Zverev no pudo con Gulbis

En su corta y ascendente carrera, el oriundo de Hamburgo no suele tener sobresaltos en sus actitudes, sin embargo, en su última presentación llamó la atención la manera en la que le recriminó al umpire tras ponerle un "warning" en medio del partido.

"¿Así que le crees a él y a mí no?", le preguntó "Sacha" después de recibir la advertencia. "¿Desde cuándo un juez de línea puede dar un warning?". "No importa lo que diga, es solo un juez de línea", le interrumpió cuando el juez intentaba explicarle.

Como si no fuese suficiente, el alemán continuó: "Sólo quiere sentirse importante en una pista grande de Wimbedon. Seguro que mañana alguien recuerde su cara".

Zverev se despidió de Wimbledon
Zverev se despidió de Wimbledon

"No tuve la preparación de los últimos años por la lesión en París. No he tenido demasiado tiempo para preparar la gira de hierba este año", sostuvo Zverev en conferencia de prensa tras la derrota. El germano sufrió una lesión en el muslo derecho en los cuartos de final del Grand Slam sobre arcilla.

"Demostré en París y en otros partidos que no me canso en los partidos a cinco sets. Hoy sí me pasó. Es como si alguien me hubiera desconectado en mitad del cuarto set. No hubo marcha atrás para mí desde ahí", concluyó.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: