Cristiano Ronaldo (REUTERS)
Cristiano Ronaldo (REUTERS)

Villarreal y Real Madrid igualaron 2-2 en el último partido de la temporada. Un encuentro en el que Zinedine Zidane optó por hacer debutar a su hijo Luca en el arco merengue.

El joven de 20 años fue la novedad y el protagonista en Estadio de la Cerámica. El segundo hijo de Zidane protagonizó un error que le costó la victoria al conjunto de su padre. El equipo blanco cerró una Liga para el olvido de la que se despidió tras perder el primer clásico frente al Barcelona previo a las vacaciones navideñas y con una extraña debilidad como local (35 puntos ganados de 57 posibles).

(Reuters)
(Reuters)

El Real Madrid golpeó primero a los 10 minutos del primer tiempo. Tras una saque de falta rápido, el croata Luca Modric asistió a Gareth Bale que dejó pasar el balón entre sus piernas y las de Mario Gaspar para definir con su pierna derecha al primer palo de Andrés Moreno.

A los 31 minutos, Cristiano Ronaldo se encargó de estirar la ventaja tras un centro magnífico de Marcelo con la cara externa del botín. El dominio del "Merengue" se impuso al poco juego del Villareal que sólo tuvo una llegada de peligro en el primer tiempo.

Al inicio del segundo tiempo, Nicola Sansone tuvo un tiro libre clave que pudo achicar la ventaja de los visitantes, pero el debutante Luca Zidane consiguió despejar el balón al tiro de esquina con una espectacular atajada.

Después de tanto insistir, finalmente el Villareal consiguió el descuento. El colombiano Roger Martinez batió al joven arquero francés con un potente remate al segundo palo y puso el 2-1.

A cuatro minutos del cierre del partido, el arquero debutante cometió un error en la salida que le valió el empate al equipo de Javier Revilla. Una mala salida le facilitó el disparo a Samu Castillejo quien marcó a puerta vacía e igualó el marcador.