Hasta el futbolista más profesional y ético del planeta puede perder la cabeza en un segundo. Quedó demostrado cuando el árbitro inglés Michael Oliver expulsó al portero italiano Gianluigi Buffon en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Champions League entre Real Madrid y Juventus. El legendario portero enfureció y terminó insultando al colegiado, para luego dejar el campo de juego.

Oliver sancionó penal mientras 'Gigi' recogía el balón en el área tras un contacto de Mendhi Benatia y Lucas Vázquez. Al darse cuenta, el capitán de la Juventus corrió a protestar el fallo junto a todos su compañeros. Su desmedido descargo generó la tarjeta roja.

El arquero de la 'Vecchia Signora', siempre un ejemplo dentro y fuera del campo, perdió los estribos y según lo que publicaron varios medios que se hicieron eco de La Gazzetta dello Sport, lo que le dijo a Michael Oliver fue "vai a cagare" ("vete a la mierda").

Cristiano Ronaldo cambió el penal por gol y el Real Madrid consiguió la clasificación a semifinales de la Champions League (Reuters)
Cristiano Ronaldo cambió el penal por gol y el Real Madrid consiguió la clasificación a semifinales de la Champions League (Reuters)

Así se despidió Buffon de la Champions League, la máxima competencia de clubes de Europa, esa que no pudo ganar pero que no empaña su inmensa carrera deportiva.

El polaco Wojciech Szczęsny ingresó en lugar de Buffon y fue víctima de la maravillosa ejecución de Cristiano Ronaldo, quien puso el balón en el ángulo superior derecho y definió una de las serie más polémica de la vigente edición de la Champions League.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: