La NBA asombra jornada a jornada con partidos del máximo nivel de competitividad. Y los basquetbolistas que participan en la liga más importante del mundo también sorprenden, pero con sus peculiares teorías. Kyrie Irving, estrella de los Boston Celtics, por ejemplo, aseguró el año pasado que la tierra es plana. Pues bien, el tema de moda entre las figuras del certamen es… los dinosaurios.

J.J. Redick (Philadelphia 76ers) había dudado de la existencia de los dinosaurios. Y basa su hipótesis en que, según su investigación, la palabra dinosaurio "no existió hasta 1842". "¿Recién se encontraron fósiles hace 150 años?", se cuestionó.

Jordan Clarkson, figura de Cleveland Cavaliers, una de las franquicias aspirantes al anillo de la NBA a partir del liderazgo de Lebron James, fue más allá. El base o escolta, de 25 años, no sólo formuló una teoría sobre los dinosaurios, sino que modificó todos los preceptos que se manejan sobre la evolución.

"Como hoy tenemos perros, gatos y esas cosas, ¿verdad? Creo que había personas más grandes en el mundo antes que nosotros y que los dinosaurios eran sus mascotas", subrayó, sin ofrecer un atisbo de que sus dichos se trataban de una broma.

(Reuters)
(Reuters)

La revelación del ex basquetbolista de los Ángeles Lakers se dio en el contexto del programa Road Trippin. Consultado sobre qué tamaño tenían los humanos para poder domesticar a los dinosaurios, Clarkson remató: "Mira un dinosaurio. Tenían que ser tres veces más grandes que ellos".

El oriundo de Missouri, que dio el salto a la NBA en 2014, se encuentra desarrollando una interesante temporada, con un promedio de 14,4 puntos y tres asistencias por partido. Fuera del rectángulo de juego, con su particular hipótesis, también se transformó en protagonista.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: