El jugador de los Steelers de Pittsburgh Ryan Shazier sufrió anoche una preocupante lesión en el primer cuarto del partido que jugaba con su equipo ante Cincinnati Bengals por la NFL luego de un mal movimiento para tacklear a un rival mediante el cual impactó con su cabeza y cayó al campo de juego sin poder mover sus piernas.

Shazier debió ser rápidamente trasladado al Hospital de la Universidad de Cincinnati, en donde se descartó que necesite cirugía aunque los primeros informes indican una lesión en su médula espinal tras el choque contra Josh Malone, de los Bengalíes.

Ryan Shazier, al momento de su traslado (AP Photo/Frank Victores)
Ryan Shazier, al momento de su traslado (AP Photo/Frank Victores)

El movimiento y la consecuencia del mismo por parte de Shazier causaron impacto en los presentes en el estadio Paul Brown de Cincinnati. Es que apenas cayó al campo de juego el defensor se giró sobre sí e hizo señas angustiosas de no tener sensibilidad en las piernas.

(AP Photo/Frank Victores)
(AP Photo/Frank Victores)

El jugador fue rápidamente inmovilizado mientras por todos los costadoss sus compañeros, y también sus rivales, se arrodillaron para rezar ante el perturbador silencio del estadio.

Si bien no hubo informes oficiales sobre el estado del defensor, al término del encuentro Kevin Colbert, general manager del equipo de Pittsburgh, dijo que no iba a ser necesaria cirugía en la espalda de Shazier y que el jugador estaba mejorando de manera continua. Se definió la lesión como una "contusión con inflamación en la espina dorsal".

LEA MÁS EN INFOBAE DEPORTES