Un terrible golpe lo dejó fuera de la final, terminó en el hospital y fue ovacionado cuando volvió para levantar el trofeo

Kieran Tierney, defensor del Celtic de Escocia, fue protagonista del último partido de la copa nacional, que disputó ante el Aberdeen

El joven defensor de 19 años Kieran Tierney recibió un codazo durante la final de la Copa Escocia entre Celtic y Aberdeen. El personal médico lo atendió en el campo y posteriormente lo trasladaron al hospital.

Contra todos los pronósticos, el oriundo de Isla de Man llegó para levantar el trofeo y celebrar con los fanáticos, los cuales lo ovacionaron mientras besaba la copa.

El brutal impacto se produjo a los 27 minutos del partido, cuando el delantero Jayden Stockley golpeó en la boca a su rival, y Tom Rogic tuvo que reemplazarlo cuando abandonó el campo de juego para ser atendido.

Con un gol en la prórroga, el conjunto de Brendan Rodgers se impuso este sábado en Hampden Park con más apuros de los previstos al Aberdeen (2-1) y levantó la Copa de Escocia para completar el ansiado 'triplete doméstico'.

El conjunto católico de Glasgow, que ya conquistó este curso la Scottish Premiership y la Copa de la Liga, se apuntó el tercer título del año gracias a un gol de Tom Rogic en el minuto 92.

Completaron la temporada "perfecta": invictos en liga y ganadores de los títulos en la Copa y en la Copa de la Liga, convirtiéndose en el primer equipo en la historia de Escocia en conquistar el 'triplete doméstico' sin perder un solo partido.

TE PUEDE INTERESAR