Los adolescentes sobre la cima de una montaña en una de las escenas iniciales de la película. (Fotos: gentileza Monos)
Los adolescentes sobre la cima de una montaña en una de las escenas iniciales de la película. (Fotos: gentileza Monos)

Sobre la cima de una montaña un grupo de adolescentes recibe entrenamiento militar. Ahí donde las nubes llegan a tocarse con las manos también hay tiempo para jugar, hacer fiestas y enamorarse. Sin embargo, el estruendo de las bombas y el repique de las balas les recuerdan que están inmersos en la realidad de la guerra. Además, tienen una misión que cumplir: cuidar a una vaca lechera y a una extranjera secuestrada con la que la organización armada a la que pertenecen pretende sacar provecho para una lucha desconocida, en un país desconocido y en un tiempo que no está determinado.

Pero estos son detalles que no importan en Monos, una película vertiginosa y excitante que se centra en un grupo de jóvenes que parecen victimarios pero en realidad son víctimas de una guerra que poco les importa, de la que intentan sobrevivir y están cautivos.

Trailer de "Monos"

Monos, dirigida por Alejandro Landes, representará a Colombia como Mejor Película Extranjera en los premios Oscar y como Mejor Película Iberoamericana en los Goya de España. El filme ha tenido un exitoso recorrido por distintos festivales en el mundo, como Sundance o San Sebastián y acaba de ganara el Premio a Mejor Película en el Festival de Cine de Londres.

“Esta es una película de descubrimiento, de adolescencia, de hermandad, de pertenecer. Viajamos, de una lucha de poder en la selva, a la locura que rodea a los niños en la guerra”, dijo el director colombo-ecuatoriano durante una rueda de prensa en Nueva York.

El filme también es un viaje emocionante que atraviesa paisajes diversos y exuberantes como el Páramo de Chingaza y el cañón del Río Samana en la selva colombiana. A este recorrido de imágenes se le suma la precisión de la música de Mica Levi, quien trabajó para películas como Jackie y Under the Skin, y que mantiene al espectador en una tensión constante.

El director de la película, Alejandro Landes.
El director de la película, Alejandro Landes.

Infobae habló en Buenos Aires con Alexis Dos Santos, co guionista de Monos que estuvo presente durante el rodaje en Colombia, en la preproducción y que viajó a distintos regiones del país cafetero para buscar a los adolescentes protagonistas de la película.

-¿Cómo surgió la idea de esta película?

— Con Alejandro nos conocíamos de festivales de cine cuando él presentaba su primera película yo presentaba la mía. Él estaba con Cocalero y yo con Glue. Después nos volvimos a reencontrar. En ese momento él me dijo que tenía un proyecto que le parecía que teníamos que hacer juntos que era esta idea de este grupo de adolescentes que tenían a una persona cautiva. Y me habló de un libro en particular, que es un libro de Thomas Hargrove, de un estadounidense que fue secuestrado por las FARC y que escribió unos diarios mientras estuvo secuestrado. Si bien después leímos muchísimos testimonios y libros de gente que fue secuestrada, éste en particular hablaba muy específicamente de los chicos y cómo él se relacionaba con ellos. Eran muy intensas esas relaciones y nos gustó cómo las describía y cómo describía a cada chico. Eso nos ayudó mucho a pensar en ellos, en los chicos, porque no queríamos pensar en el punto de vista del secuestrado, queríamos pensar en la historia de ellos. Y ese libro nos hablaba muy específicamente de eso.

Escena de Monos donde los jóvenes están con la secuestrada.
Escena de Monos donde los jóvenes están con la secuestrada.

-En Monos eso que parece ser el conflicto colombiano es algo que está en un segundo plano, no está claro dónde transcurre la historia ni quiénes son los bandos en disputa, lo central es la historia de los adolescentes. ¿Esto fue algo que pensaron desde un principio?

— La idea con Alejandro fue que la película fuera más bien alegórica y que no contara eso con especificidad. Si bien mucho de lo que mostramos tiene que ver con investigaciones que hicimos y con cosas que tienen que ver con la realidad (colombiana), la idea fue no hablar directamente de un grupo determinado sino abstraerlo. De lo que hablamos en sí es de la violencia. Porque de última cuando hablas del conflicto colombiano es tan complejo y hay tantas ramificaciones y no solo están las FARC y los paramilitares. Entonces más bien hablar de algo que tiene que ver con la violencia y con algo de lo humano y animalístico, y de las circunstancias de poder pensar situaciones así.

-¿Algo más universal?

— Incluso como El señor de las moscas, la historia de un grupo de chicos ingleses perdidos en una isla habla de la guerra. O de Apocalypse Now, que de alguna manera habla de lo que le pasa a los seres humanos con la guerra.

-Mencionaste dos películas en las que parece que Monos está inspirada…

— Sí, se pueden ver como referencias. Pero, por ejemplo, otra también como muy fuerte, y que nosotros mirábamos y admirábamos mucho, es Come and See. Es una película muy espectacular y muy cruda sobre la guerra en Bielorrusia.

Alexis Dos Santos, co guionista de la película Monos.
Alexis Dos Santos, co guionista de la película Monos.

-¿Por qué decidieron utilizar actores no profesionales?

— Bueno, principalmente es que son chicos de 13 a 17 años los personajes principales, y es imposible encontrar actores profesionales de esa edad. O sea, al menos que sean chicos de la tele, y chicos de la tele es algo que uno no quiere en una película así. Había algo como de la realidad que trae cada persona de su vida y en su personalidad, y en su forma de moverse, de actuar y de hablar que lo íbamos a encontrar solo en chicos sin experiencia previa. Y básicamente tuvimos que buscar mucho. La idea fue encontrar actores naturales, gente que tenga naturalmente como cierto talento para actuar pero que no lo sabe hasta que lo probamos nosotros.

-¿Y el guión se fue modificando a partir de la elección de los actores?

— Sí, en la medida en que los fuimos eligiendo y definiendo quiénes eran.

El actor Moisés Arias interpreta a Pata Grande.
El actor Moisés Arias interpreta a Pata Grande.

-¿Fueron cambios importantes?

— No, cosas pequeñas. Y después cosas que cada uno aportó de alguna manera desde la improvisación o en el momento. Pero también algo como de las personalidades. No sé, Pata Grande se hizo más grande de lo que era en el guión. Más imponente, no sé. En realidad lo que también cambiamos es algo de las afinidades, como se dieron determinadas afinidades entre ellos y las reforzamos en el guión. Sí, no me acuerdo ahora en detalle pero sí, son cosas que fuimos encontrando y ajustando de acuerdo a cómo se daban las dinámicas entre ellos. Pero no es que la historia cambió, sino cosas de las relaciones.

-Cuéntame un poco del personaje de Rambo, que es interpretado por la actriz Sofía Buenaventura. Hay algo no binario en ella o él, algo queer. ¿Cómo construyeron este personaje? ¿Lo pensaron de esta forma desde el comienzo?

— El personaje en realidad estaba escrito como un chico. Rambo era un chico. O sea, lo buscábamos, no lo terminábamos de encontrar, y de repente apareció Sofía. O sea, había posibles Rambos, pero cuando apareció Sofía, que nos parecía muy increíble ella como presencia, como personalidad, como todo, como daba en cámara. Es muy única, muy auténtica, y sabíamos que la queríamos en la película pero no sabíamos para qué personaje. Y no había manera. Hasta que en un momento dijimos bueno, ella tendría que ser Rambo. Y Sofía a veces habla de sí misma en masculino y se llevaba muy bien con la idea del personaje no binario. Y bueno, a partir de ahí dijimos bueno, es así. Hicimos pequeñas modificaciones al guión, pero muy mínimas. Y quedó como esta idea de que es un personaje trans, o no binario. No sé cómo llamarlo.

Y en ese sentido también como que en algún punto había muchas sexualidades fluidas dentro del grupo. Como chicas atraídas entre ellas. Chicos atraídos.

La actriz Sofía Buenaventura quien interpreta a Rambo.
La actriz Sofía Buenaventura quien interpreta a Rambo.

-En el film también actúa un ex combatiente de las FARC. ¿Su participación estaba pensada o fue algo que se dio durante la filmación?

— En realidad él fue de las primeras personas que contactamos. Lo conocimos en un grupo de chicos que estaban haciendo un programa de reinserción. Acababan de terminar ese programa y estaban por volver a sus regiones de donde eran originalmente. Todos recién salidos, como hacía tres meses de la selva. Y Wilson estaba ahí.

Entonces nosotros tuvimos una charla muy larga con él y él pensaba que éramos espías (risas), porque le dijimos que íbamos a hacer una película y queríamos que nos asesore. Y él dijo: ah, estos son espías. Y desconfiaba. Pero al final terminó confiando. Y logramos que venga a hacer el entrenamiento con los chicos. Básicamente le pedimos eso, que fuera nuestro asesor para todo lo que es el entrenamiento y todo lo que es la realidad de un campamento guerrillero. Y al final terminó siendo mucho más que eso porque, bueno, se transformó en el personaje del mensajero, el mensajero se transformó en un personaje más grande de lo que era.

Cuando lo veíamos entrenando a los chicos era como, bueno, claramente lo tenemos que hacer. O sea, él tiene que ser el mensajero. Y lo empezamos a probar actuando y era como ah, está bien, cada vez lo hacía mejor. Además el fue ex comandante de la Columna Móvil Teófilo Forero y nos pareció muy increíble eso.


MÁS SOBRE ESTE TEMA: