Antonio Najarro, director del prestigioso Ballet Nacional Español en el backstage del armado del mega show en el Teatro Coliseo(Franco Fafasuli)
Antonio Najarro, director del prestigioso Ballet Nacional Español en el backstage del armado del mega show en el Teatro Coliseo(Franco Fafasuli)

"Con la danza es posible cambiar al mundo", dice convencido el bailarín, coreógrafo y director de la prestigiosa compañía de Ballet Nacional de España, Antonio Najarro.

Con apenas 42 años, el madrileño logró llevar este arte español a la cima del pedestal con su visión vanguardista pero sin perder la identidad nacional, que Antonio Gades supo instalar en 1978 con la creación de esta institución.

Después de 16 años de ausencia, la compañía,  vuelve a presentarse con todo su magnetismo a la Argentina. Con más de 40 artistas en escena, orquesta en vivo y una puesta en escena ambiciosa compuesta por cuatro coreografías muy diferentes. Se podrá apreciar en el Teatro Coliseo, del 11 al 16 de junio.

Metódico, con una mentalidad abierta pero sin perder la identidad del adn español, Najarro ideó un programa con una interesante fusión que incluye: Cantiñas, Ser, Bolero y Suite Sevilla, el último dirigido por Najarro.

Ballet Nacional Español
Ballet Nacional Español

"El BNE es un gran embajador de la cultura española en el mundo y un claro exponente de una de los mayores valores culturales de nuestro país", le explica a Infobae Cultura en su estadía en Argentina.

Este eterno bailarín, con más de dos décadas de profesión, cree que hay cierto prejuicio: "Le hablas a un chico de ballet y lo primero que le viene a la cabeza es el tutú, no se trata de eso".

"La danza  representa valores muy importantes que son esenciales en la formación; la preservación, el rigor, repetición continúa, algo que se perdió en los últimos tiempos. Además, el respeto al maestro, el compañerismo. Ni hablar de las mejorías como el oído, el equilibrio la extroversión, la danza es poderosa", agrega.

Najarro ingresó temprano al Ballet Nacional, luego se convirtió en solista, más tarde en primer bailarín y también en coreógrafo. Fue en 2011, a los 35 años, cuando fue nombrado el director más joven de la historia del cuerpo.

"La primera vez que ví el Ballet Nacional fue la obra Ritmos, algo muy bonito, mi sueño fue acceder al plantel, se cumplió pero jamás me hubiera imaginado ser director", confiesa.

Especialista en romper con lo esperado -llevó el flamenco a la pasarela del Madrid Fashion Week, fusiona géneros diversos: de las castañuelas, boleros y flamenco hasta las nuevas tendencias, del jazz, blue, soul el objetivo final de casa espectáculo siempre es el mismo, dice, "emocionar al público".

A los 35 años fue elegido para dirigir el Ballet Nacional de España
A los 35 años fue elegido para dirigir el Ballet Nacional de España

Suite Flamenco, que compone el último acto de la presentación en el Coliseo, está inspirado en las composiciones del guitarrista Rafael Riquini."Pasos de solos, grupales de a dos, todo inspirado en ferias, en fiestas, plaza de toros y Semana Santa, todo lo que sucede en Sevilla. Hay un alto contenido en tradición española. Yo he querido hacer una recreación más contemporánea que se refleja en los vestuarios, la puesta en escena y la música", detalló el artista.

Con una orquesta en directo donde se incluye cajón y canto flamenco, con violín, violonchelo y flauta, los bailarines son exigidos no solo a tener una formación en clásico, escuela bolera, folclore, flamenco y ballet argumental. Toda esta conjunción se refleja en el resultado final.

La baile argentino le es familiar, apasionado por sumergirse en la cultura del mundo, innovó con una propuesta superadora que le dió reconocimiento. "Mi primer espectáculo como director fue Tango Flamenco, con más de 10 tangueros en escena, dirigido con Fernando Egozcue, él tenía con partituras de Astor Piazzolla. Con el show giramos por el mundo, con mucho éxito".

Y reafirma: "Conozco el riqueza del folclore argentina, su costado más visceral con una gran técnica. Toda la danza a nivel cultural es maravillosa".

Explica que en septiembre dejará la dirección: "Podría haber volcado nada más que la programación, pero creo que el poder de la danza es muy grande".

 Najarro retomará su propia compañía, a la que debió poner en pausa cuando asumió su cargo público, y está preparando un espectáculo de flamenco sobre hielo con el patinador español Javier Fernández, otra de sus creaciones interdisciplinarios donde conjuga el deporte con el arte, una manera de expandir la danza española, el gran deseo de este bailarín.

*Ballet Nacional Español
Teatro Coliseo, Marcelo T. de Alvear 1125
Funciones: Martes 11, Miércoles 12 y Jueves 13 de junio, a las 20 hs. Viernes 14 y Sábado 15 de Junio, a las 21:30 hs. Domingo 16, 18 hs.
Entradas: desde 700 pesos a 3600 pesos

 

SIGA LEYENDO