Volver a leerlo. El libro fue publicado en 1969 por el propio autor.
Volver a leerlo. El libro fue publicado en 1969 por el propio autor.

Uno de los primeros textos que escribió durante su adolescencia James Douglas Morrison  volvió a ser publicado en formato bilingüe por la editorial Mansalva, a 46 años de su muerte.

Fue en 1964, quizás en julio, –destaca esta reedición– cuando el introvertido chico "tomó un cuaderno y escribió The Lord. Notes on Vision en la tapa". Meses después comenzó a estudiar la carrera de Dirección de Cine en Los Ángeles, donde se mezclaron el deseo de exteriorizar lo que sucedía en su mente, la lectura, la poesía y las primeras composiciones musicales. En ese texto, que recién autopublicó en 1969, describe los lugares, las personas, los acontecimientos y pensamientos que tuvo sobre el cine.

Ya era conocido como Jim Morrison, el cantante de The Doors. El muchacho deleitaba con sus letras, hablaba en clase de los centenares de libros que leía vorazmente —incluyendo títulos que sus profesores no conocían y que,  más por curiosidad que por intelecto, los hizo acercase a la Biblioteca del Congreso para comprobar si existían algunos de los libros que decía haber leído—.

Jim Morrison fue un introvertido joven y escritor de poesías. Dejó su banda The Doors en pleno apogeo y se dedicó a escribir.
Jim Morrison fue un introvertido joven y escritor de poesías. Dejó su banda The Doors en pleno apogeo y se dedicó a escribir.
“Dormir es sumergirse dentro de un océano cada noche. Por la mañana, despertar empapado, jadeando, con los ojos ardiendo”. Notas sobre la visión, JDM.

"Estas 'Notas sobre la visión' son un pretexto de Morrison para mostrar la psicología y el flujo humano de las grandes capitales, esbozar una historia del ojo, estudiar la percepción de las imágenes en las pupilas del espía pegado al cerrojo de una puerta o al marco de una ventana, así como especular con la mirada de un niño fascinado con teatritos callejeros", asegura el postfacio del texto reeditado.

Morrison es un ícono indiscutido de la cultura y llegó a ser de esas personas amadas u odiadas pero no ignoradas, tanto así que ante la inquietud de cómo hubiera sido el mundo sin él, o sin su influencia, solo el silencio se presenta a modo de respuesta y hace comprender que hubiera quedado un vacío, tanto en la música como en la cultura en la que el hippismo floreció y que despertó en los jóvenes todo tipo de intercambios y expresiones.

Luego de escándalos varios que lo tuvieron siempre en los límites de la ley, el joven que no toleraba socializar y que daba conciertos de espaldas al público porque padecía de miedo escénico, dejó su carrera solista en el momento de mayor apogeo de The Doors. Su genio lo excedió y las drogas y el alcohol se apoderaron de su prodigiosa mente que antes solo compartía leyendo a los más eximios escritores: Friedrich Nietzsche, Aldous Huxley, Jack Kerouac, Charles Baudelaire, Arthur Rimbaud, el conde de Lautréamont, Emanuel Swedenborg, Gérard de Nerval y William Blake. Fue, justamente, una reflexión sobre un texto de Blake el que da nombre a su banda.

A 43 años de su muerte y a poco de cumplirse los 74 años de su nacimiento se reeditó uno de los primeros libros de Jim Morrison.
A 43 años de su muerte y a poco de cumplirse los 74 años de su nacimiento se reeditó uno de los primeros libros de Jim Morrison.
“¿Qué sacrificio, a  qué precio puede nacer la ciudad?”. Notas sobre la visión, JDM.

Las "Notas" reflejan la mirada crítica de Morrison. "Son comentarios hilvanados de prosa seca, distante, acerca de los ojos que ven una ciudad, que miran el reflejo de un espejo, de las lentes artificiales de la cámara filmadora", definen los traductores de la obra para la nueva edición.

En 1969 también publicó Las nuevas criaturas, un libro de versos más poéticos en cuanto a su estructura y que él editó y publicó con su nombre completo. Ambos textos, más tarde, fueron publicados en un solo volumen titulado Los señores y las nuevas criaturas. Estas fueron las únicas obras publicadas en vida de Morrison. 

"Es una colección de fetiches: mosaico de poemas en prosa, epigramas, historias, apuntes sueltos sobre espectáculos de linternas, desde las ancestrales sombras chinescas hasta su apropiación del teatro universal, el diorama, el pleorama y las cóncavas proyecciones fotográficas de la ciudad del panorama que llevaron a los exteriores al interior de salones (…) La visión, en este caso, es motivo aparente para ensayar 'notas' sobre el entretenimiento popular, la cultura de masas, la pervivencia del azar, el dinero y el progreso en la lógica de la vida moderna", continúan los traductores sobre los escritos en los que el Dionisio del rock despliega vidas oblicuas de arquitectos o presidiarios vanguardistas: Muybridge, Calígula, bailarinas, prostitutas, ventrículos, alquimistas y asesinos se confunden con las influencias del cine primitivo.

Después de su muerte, el 3 de julio de 1971, salieron a la luz otros dos volúmenes de los poemas cuyo contenido fue minuciosamente seleccionado por el fotógrafo Frank Lisciandro, amigo de Morrison, y los padres de su novia Pamela Courson, dueños de los derechos de su poesía.

Morrison en letras y tapas duras 

En total, solo cuatro libros se publicaron con los escritos del cantautor luego de su muerte.

Canciones incluye las letras en inglés y castellano de las canciones que escribió para los siete álbumes oficiales de The Doors, además de los poemas Una oración americana (An American Prayer, 1970), El ojo (The Eye, 1968), Oda a Los Ángeles (Ode to L.A., 1969).

Los otros tres libros fueron: "Poemas", "Desierto. Poemas II" y "Una oración americana y otros poemas".

_______________

Más notas de Cultura