“El día que me quieras”, muestra de Fraga
“El día que me quieras”, muestra de Fraga

Resulta difícil definir a las creaciones del diseñador brasileño Ronaldo Fraga como simples "colecciones". Tampoco sería muy preciso llamar "desfiles" a sus presentaciones. Lejos de las convenciones y siempre buscando preguntarse sobre las raíces y la identidad, su obra pareciera en realidad ser una secuencia de manifiestos. El último grito de la moda, en el caso de Fraga, sería más bien un reclamo, un llamado de atención, casi una denuncia.

"Mis colecciones son pensadas como un encuentro entre la cultura y una postura política. La moda es eso en definitiva. Entonces aparecen algunos temas que de alguna manera me eligen a mí", asegura el artista en diálogo con Infobae. De paso por Buenos Aires para formar parte de la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de América del Sur (Bienalsur) que se lleva a cabo en simultáneo de septiembre a diciembre en más 16 países de la región y con la presencia de más de 350 artistas, el diseñador presentó por primera vez un desfile en Argentina, que tuvo lugar en el viejo Hotel de Inmigrantes donde hoy funciona el Centro de Arte contemporáneo Muntref.

Modelos en el desfile de Bienalsur
Modelos en el desfile de Bienalsur

En esta ocasión el artista presentó Génesis, una curiosa performance en la que hizo desfilar por la pasarela a personalidades reconocidas del mundo de la cultura local, como el coreógrafo y director de asuntos culturales de la Cancillería Mauricio Wainrot, el director del Complejo Teatral de Buenos Aires y ex jefe de Gobierno de la Ciudad, Jorge Telerman, la galerista Orly Benzacar o el escritor Daniel Link, entre muchos otros. Con esta obra, su intención fue dar cuenta de la fusión cultural representativa del subcontinente latinoamericano. "Se trata de una fusión que forjó la cultura de América Latina y lo continuará haciendo. Cuando uno analiza la historia y compara el registro gráfico de los mapuches en el sur de Argentina con los marajoaras en la Amazonia, detecta que hay algo similar en los colores, por ejemplo. Y a la vez, aunque siempre corrientes migratorias, las corrientes migratorias actuales no tienen precedentes. Por más que la sociedad quiera ir contra esa mezcla, no hay modo, aparece de alguna u otra manera", relató.

Ronaldo Fraga
Ronaldo Fraga

Las ganas de profundizar sobre la historia de la región y llevar eso a un desfile tienen en Fraga algunos años. "Hice una colección que llamé Disneylandia en 2010. Disneylandia era América Latina con todo. Ya había investigado a los pueblos originarios de Argentina, de Chile, de la Amazonia. Considero que es imposible hablar de moda, América Latina y fusión cultural sin una visión política. Sobre todo en este momento en que, aquí, pero especialmente en Brasil y el el mundo, vivimos tiempos de una ola conservadora que intenta priorizar una cierta cultura. Pero la cultura no es algo estático, la cultura es un árbol que da frutos, que pierde hojas, que da semillas, que vuelve a nacer de otro modo. Entonces creo que es importante que estos temas sean discutidos por un vector que seduce a todos, que es la moda", expuso Fraga.

Mauricio Wainrot, durante el desfile
Mauricio Wainrot, durante el desfile

Para los brasileños, Fraga es uno de los diseñadores más célebres del país y sus compatriotas lo definieron como "el poeta de la moda". Consultado por ese mote, sonríe: "Yo mismo me sorprendí con eso. En unos de mis primeros desfiles, en el que hablaba de la represión en Brasil, alguien me dijo que no hacía moda, que hacía poesía. Y así quedó".

La bailarina Nadia Muzika
La bailarina Nadia Muzika

La carrera de este creador ecléctico es bastante atípica. Él mismo lo escribió en su blog personal hace unos años: "Nacido en Belo Horizonte hace 41 años, se convirtió en diseñador de casualidad. Nunca deseó su carrera, no tuvo madre modista ni hermanas probándose vestidos en casa y nunca jugó con muñecas. Comenzó por el simple hecho de saber dibujar. Trescientos años después, continúa ilustrando personajes para sus historias: lo que muchos llaman 'moda'". Sin allegados diseñadores, con padre futbolista y madre ama de casa, luego de estudiar en la Universidad de Minas Gerais, Fraga se perfeccionó en Nueva York y Londres. Desde entonces, sorprende al mundo con sus creaciones.

Vivimos tiempos de una ola conservadora que intenta priorizar una cierta cultura. Pero la cultura no es algo estático, la cultura es un árbol que da frutos

"Yo defino una historia, cuando esa historia me viene, y busco imágenes, música, gusto, sensaciones particulares. Todo esto sin pensar en ropa. No la necesito en esa instancia. Naturalmente en algún momento llega la ropa. Cuando uno está imbuido en esos temas, en esa historia, los colores y las formas piden existir. Eso para mí es lo que más me interesa", cuenta ahora al describir su proceso creativo.

Entre las colecciones más impactantes que llegó a presentar estuvo la que llamó "El día que me quieras". Presentada durante la Semana de la Moda de San Pablo, el desfile estuvo a cargo de personas trans con atuendos de los años '20, '30 y '40.

Ronaldo Fraga en Bienalsur
Ronaldo Fraga en Bienalsur

Sobre aquella experiencia, el diseñador detalló: "La moda es un canal de información, de comunicación poderosísima. Toda clase social, todos los sexos, todos tienen un estilo de moda. Entonces uno puede hablar de cosas para llegar a varias personas y ser bien recibido. Otra cosa que consigue el arte y la moda a veces es ver más allá, ver poesía en terreno árido en tópicos como la crisis de refugiados o la transfobia, que en Brasil tiene índices alarmantes. Por eso organicé un desfile de moda en el que todas las modelos eran trans. Fue algo emocionante porque ahí había de todo: amas de casa, profesoras, trabajadoras callejeras, de todas las edades y todas con una historia muy triste. Todas absolutamente todas cuentan que algo que fue muy impactante para ellas fue la primera vez que compraron la ropa que encajaba con su verdadera identidad. Es como si ese ser viviese preso en un cuerpo y la llave de esa prisión fuera la ropa. En esa experiencia pude comprobar la potencia real de la moda. Hoy Brasil es el país donde tienen lugar más crímenes, asesinatos y demás contra gays, lesbianas y transexuales del mundo, es algo terrible".

En este sentido, resulta difícil vincular a la moda con ideas muy instaladas como la superficialidad o la frivolidad.  "La moda es un vector muy diverso. Es una actividad económica, social, histórica, política y cultural. Uno puede elegir cuál prefiere. De todos, a mí siempre me interesó mucho su veta cultural porque yo creo que la moda, como eje cultural, trae algo mágico que es el registro del tiempo que uno está viviendo. Uno puede ver nuestras elecciones y deseos de ropa para de acá a muchos años estudiar estos tiempos a través de esas prendas", detalla Fraga con una sonrisa.

El escritor Daniel Link, en el desfile

*Por estos días se puede ver una selección de piezas de la colección de Fraga en Muntref, Sede Hotel de Inmigrantes, Av. Antártida Argentina entre Dirección Nacional de Migraciones y Buquebus y también en la Feria de las Naciones (en La Rural, (CABA) hasta el 20 de noviembre).

**En tanto, las actividades de Bienal Sur se extienden hasta diciembre en todas sus sedes. Más información: http://bienalsur.org/

LEA MÁS:

_____________

Vea más notas de Cultura