Las obras invaluables de Van Gogh que la Camorra guardaba como un tesoro

Alex Rüger, director del Museo Van Gogh junto al fiscal italiano Giovanni Colangelo (EFE)
Alex Rüger, director del Museo Van Gogh junto al fiscal italiano Giovanni Colangelo (EFE)

Dos obras de Vincent van Gogh -cuyo valor es incalculable- fueron recuperadas después de 14 años por la Policía de Italia, luego de un operativo que tenía como plan otro objetivo criminal. Los cuadros estaban en poder de la Camorra, la organización delictiva de Nápoles que las conservó desde 2002, cuando fueron robadas del Museo Van Gogh de Amsterdam. Los investigadores no tenían idea de la sorpresa que se llevarían durante sus requisas contra este grupo mafioso.

El robo se produjo en 2002 y generó una conmoción absoluta en el mundo del arte por la facilidad con que los delincuentes pudieron irrumpir en el centro cultural y llevarse las pinturas del artista impresionista. Sin embargo, el principal ladrón -Octave Durham, más conocido como "Mono"- fue detenido dos años después y condenado por el robo. Sin embargo, las obras nunca aparecieron. Hasta hoy.

El responsable del operativo de la Policía Italiana junto a uno de los cuadros recuperados de Van Gogh y el director del Museo (EFE)
El responsable del operativo de la Policía Italiana junto a uno de los cuadros recuperados de Van Gogh y el director del Museo (EFE)
(EFE)
(EFE)

"Mono" y un cómplice ingresaron al edificio en Amsterdam de manera sencilla. Una cuerda, una escalera y una ventana fueron suficientes para irrumpir en la tranquilidad de la noche en el museo. Luego, se llevaron las pinturas "Vista del Mar en Scheveningen", de 1882 y "Congregación dejando una Iglesia Reformista en Nuenen", de 1884 y 1885.

“Congregación dejando una Iglesia Reformista en Nuenen”, de 1884 y 1885 (AP)
“Congregación dejando una Iglesia Reformista en Nuenen”, de 1884 y 1885 (AP)
“Vista del Mar en Scheveningen”, de 1882 (AP)
“Vista del Mar en Scheveningen”, de 1882 (AP)

Pero los malhechores cometieron un error de principiantes. Tomaron consigo lo más valioso que fueron a buscar, pero olvidaron todos los elementos que utilizaron para el delito: junto a ellos, sus ADN, que llevó a los investigadores holandeses a detenerlos dos años después. The New York Times los colocó en ese entonces dentro de un listado de ladrones "con poco glamour". A pesar de los interrogatorios a los que fueron sometidos, los delincuentes nunca indicaron a quiénes habían vendido las pinturas de Van Gogh.

El Museo Van Gogh en Amsterdam, de aquí se robaron las dos pinturas en 2002
El Museo Van Gogh en Amsterdam, de aquí se robaron las dos pinturas en 2002

Hoy, en un trabajo conjunto entre la Policía de Italia y el Departamento Público de Fiscales consiguieron dar con las obras por casualidad luego de varios operativos hechos contra la Camorra. "Aparentan estar en buen estado", indicó un breve comunicado dado a conocer por las autoridades. "La denuncia penal, en la que se presentará las pinturas como prueba, todavía no ha sido hecha porque la investigación todavía no concluyó", indicó la Fiscalía.

Axel Rüger, director del Museo Van Gogh, estaba en éxtasis al conocer la noticia y agradeció a la Policía de Italia. "¡Las pinturas han sido encontradas! Que pronuncie estas palabras es algo sobre lo que había perdido las esperanzas", indicó el curador.

LEA MÁS:

Las ajedrecistas que se rehúsan a usar el hijab en el Campeonato Mundial en Irán

USA Today: "Vote a cualquiera menos a Trump"

MAS NOTICIAS