Sigue la tragedia de los homicidios de líderes sociales y ultiman a uno más en Cúcuta (Norte de Santander)

A 115 asciende la escabrosa cifra de los asesinatos de personas que trabajan por sus comunidades y la defensa de los derechos humanos

El homicidio de los líderes sociales en Colombia fue una de las causas de las protestas en contra del gobierno del presidente Iván Duque. Foto: EFE/ Ernesto Guzmán Jr
El homicidio de los líderes sociales en Colombia fue una de las causas de las protestas en contra del gobierno del presidente Iván Duque. Foto: EFE/ Ernesto Guzmán Jr

De nuevo la violencia se ensaña en contra de un líder social en Colombia, luego de que se conociera del crimen de Edgar Rodriguez Corredor, quien fue ultimado en Cúcuta (Norte de Santander), el pasado miércoles 10 de agosto.

Según informaron en el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), Rodríguez se desempeñaba como docente del Instituto Técnico Guaimaral que se ubica en la capital nortesantandereana y también era miembro de la Asociación Sindical de Institutores de ese departamento (Asinort).

De acuerdo con la información preliminar que obtuvieron en la mencionada ONG, el profesor de 54 años fue asesinado con dos disparos por personas armadas en el barrio Torcorama de esa ciudad.

Entre tanto, en el periódico regional La Opinión informaron que el líder social murió en medio de un atraco del que fue víctima, cuando se encontraba en su casa, y aunque fue trasladado de inmediato a la clínica Medical Duarte, las balas le habían impactado uno de sus hombros y el pecho, lo que finalmente provocó su deceso.

En la versión que recogieron en el diario cucuteño se conoció también que el profesor estaba almorzando junto con su familia cuando se percató que dos personas habían ingresado a la sala de su hogar, al acudir al sitio el asesino le apuntó con un arma de fuego.

No obstante, Rodríguez Corredor lo enfrentó, le lanzó un plato y posteriormente se le abalanzó lo que desencadenó una riña entre el señalado criminal y su víctima, que concluyó con los balazos al docente.

“El presunto ladrón le dijo que no hiciera bulla, pero el señor de una vez reaccionó queriendo forcejear. Cuando le dispararon, los delincuentes trataron de salir de la vivienda y la víctima agarró un cuchillo y corrió detrás de ellos, pero en ese momento hubo otro forcejeo y le volvieron a disparar”, narró una fuente judicial a La Opinión.

Rodríguez era conocido por el sobrenombre de ‘Higuita’ en ese sector donde se caracterizó por su liderazgo y porque también era propietario de un asadero de carne a la llanera en la quebrada La Honda del municipio de Los Patíos, en el corredor vial que conduce a Pamplona.

“Él era una buena persona. Alegre, dedicado a su trabajo. Es muy doloroso que lo hayan matado así y todo por cuenta de la inseguridad que estamos viviendo”, contó una familiar.

Incluso la Secretaría de Educación de la capital nortesantandereana rechazó el crimen y expresó sus condolencias a los familiares del profesor asesinado.

“Como miembro destacado de la institución educativa extendemos un abrazo fraternal a toda su familia, amigos, estudiantes y allegados que lo conocieron en vida, y pueden dar fe de su trabajo en equipo y responsabilidad”, afirmaron.

De esta forma, en los datos que manejan en Indepaz se llega a la escabrosa cifra de 115 líderes sociales asesinados en Colombia en lo que va del 2022.

Previo a este crimen, dos de estas personas que trabajan por sus comunidades o que defienden los derechos humanos fueron asesinados en Ituango (Antioquia) el pasado lunes 8 de agosto mientras participaban en una fiesta familiar, según la información que conocieron en Indepaz.

Las víctimas, identificadas como Uber Eliécer Tapias Jaramillo y Ferdi Leandro Tapias, eran miembros de la Junta de Acción Comunal (JAC) de la vereda Quebradoncita, ubicada en el municipio de Ituango.

Tapias Jaramillo era el actual presidente de la JAC y ambos formaban parte del Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos (PNIS).

Ambos se encontraban en una reunión familiar cuando, en la madrugada de este domingo, llegó un grupo de hombres armados que los asesinó a tiros.

Las autoridades están investigando los hechos y por el momento no hay ninguna hipótesis oficial, si bien algunos medios locales apuntan a la posible autoría del Clan del Golfo, que en las últimas semanas puso en marcha una ola de asesinatos llamada “Plan Pistola” contra la fuerza pública colombiana.

(Con información de EFE)


SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR